Cómo convertir espacios neutros en espacios con alma nada sosos

Para convertir un espacio neutro en un espacio con alma, simplemente debes crear calidez y contraste. El uso de materiales naturales y de plantas crea calidez, mientras que la variación de colores, materiales, textiles y estampados crea el contraste

Convertir espacios neutros en espacios con alma

Los colores y espacios neutros tienen muchas ventajas, como reflejar tranquilidad y sencillez sin recargar el ambiente. Por este motivo, cada vez más personas apuestan por esta combinación en sus espacios, alejándose de las casas recargadas que eran más comunes hace años.

Sin embargo, algunos espacios neutros pueden lucir demasiado sosos, como si no tuvieran ningún tipo de alma. Eso puede ser un problema para algunas personas, las cuales quieren mantener ese espíritu, pero darle un toque de pasión al lugar. ¿Eres una de esas personas? Pues no te preocupes más, ya que te vamos a explicar paso a paso cómo puedes convertir espacios neutros en espacios llenos de vida.

Convierte espacios neutros en espacios con alma con estos consejos

La mejor forma de evitar la simplicidad en espacios neutros es dar un toque terrenal y natural a la estancia. Al añadir un poco de naturaleza, conseguirás que el aspecto sea mucho más acogedor.

Eso sí, esto no es lo único que hay que hacer para darle personalidad a la estancia. Hay otras cosas que puedes hacer, como crear contraste o combinar, algo que detallaremos más a fondo en los siguientes puntos.

Apuesta por colores oscuros

La mejor forma de contrastar una estancia es combinando colores correctamente. Si quieres darle un toque de personalidad, añade algún color oscuro como el negro a la estancia llena de colores claros. Notarás cómo el color oscuro impone una presencia dominante que rápidamente otorga personalidad a tu casa.

Rompe el equilibrio

Uno de los mayores problemas de estos espacios es que todo parece igual, ya que apenas se ven variaciones. Una buena forma de evitarlo es rompiendo el equilibrio, algo que se puede hacer apostando por diferentes patrones en el suelo o la pared.

Puedes pintar la pared a dos colores o incluso utilizar azulejos diferentes en la pared del baño, cambiando la distribución o el color de los mismos. Todo eso romperá la monotonía y le dará algo de alma al espacio.

Utiliza los materiales para crear contraste

El contraste no sólo se crea con colores, pues también se crea combinando materiales de forma inteligente. Elige diferentes materiales en una estancia y úsalos para crear tu propio estilo. Por ejemplo, la piedra natural blanca transmite tranquilidad, mientras que la madera transmite calidez.

Combina diferentes acabados

Otra buena forma de crear contraste es combinando los diferentes acabados de la estancia. Puedes tener acabados en madera y acabados en mármol, los cuales contrastarán entre sí respetando el estilo neutral de la estancia. Eso le dará una toque de calidez y personalidad sin renunciar a la simplicidad.

Añade textiles estampados

Además de combinar acabados y materiales, también puedes añadir textiles estampados para crear algo de contraste. Por ejemplo, una alfombra de colores puede darle un toque diferente a un baño de color blanco.

Mezcla estilos decorativos

Si quieres ir más allá, prueba a mezclar distintos estilos decorativos. Por ejemplo, puedes apostar por el estilo Japandi, el cual es una mezcla entre el estilo Escandinavo y el Japonés.

Combina colores neutros y colores más llamativos

Otra buena idea es coger la base de color neutro de tu espacio, añadiendo colores más llamativos que contrasten. Se trata de seguir la regla 60/30/10, donde el 60% de la estancia corresponderá al color neutro, mientras que un 30% a un color llamativo que te guste. El 10% restante corresponderá a un color de similar gama cromática al color del 30%, aunque es opcional, ya que puedes hacerlo solo con dos colores.

El truco del punto focal nunca falla

Si una estancia es sosa, puedes crear a un protagonista de gran tamaño que actúe como foco y llame la atención. Por ejemplo, puedes colocar una lámpara de araña, una fotografía grande, una planta enorme o incluso una escultura o pieza de arte.

Añade plantas, muchas plantas

Como se ha dicho antes, las plantas le dan mucha calidez al ambiente. Por ello, está bien añadir plantas a todas las estancias, especialmente las que son de colores intensos. Además, añade elementos naturales hechos de madera o de mimbre para una mayor calidez.

Adáptalo a ti

Después de conocer todos estos consejos, es tu turno de crear tu propio estilo. Al final, la cantidad de contraste que te guste dependerá de cada persona y sus necesidades. Lo mejor es ir probando diferentes estilos hasta dar con el tuyo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...