Cómo decorar la habitación de un bebé

Lo más importante para decorar la habitación de un bebé es el color de la pared. Si quieres darle un toque distinto, puedes probar con una decoración en dos tonos, uno oscuro por debajo y otro claro por arriba

Decorar habitación bebé

La habitación del bebé es una estancia igual de importante que las otras. Los más peques ya empiezan a familiarizarse con los colores y la estética, así que se merecen tener una habitación bonita y lo suficientemente estimulante.

Por este motivo, vamos a ver cómo podemos decorar la habitación de un bebé de forma eficaz. Gracias a esto, conseguiremos una estancia con más personalidad y más atractiva.

Trucos para decorar una habitación de bebé

Una de las cosas más importantes para decorar la habitación es el color de la pared. Para los más pequeños de la casa se suele pintar en dos colores de forma horizontal, un color en tono oscuro pintado más o menos a la altura de la cuna y otro claro que recorra el resto de la estancia. Esto dividirá la estancia en dos partes, como si estuviera partida.

Esto se hace así porque la parte inferior es la más sucia, así que el tono oscuro habrá que se vea más limpia. Para hacerlo, utiliza cinta de pintor divisoria, la cual permitirá hacerlo de forma recta y uniforme.

Si quieres ir más allá, puedes probar con otras tendencias de decoración. Puedes dibujar formas geométricas con la pintura, las cuales quedan muy bien en hogares minialistas. Otra buena idea son las paredes pintadas a medias, es decir, que estén pintadas de forma desigual y que no esté recta. Irónicamente, esto puede darle un gran toque estético, ya que parece que lo haya hecho un niño.

Realmente hay muchas más técnicas para pintar, como figuras geométricas, pintar a dos colores de forma diagonal e incluso crear siluetas en vez de líneas rectas. Si te atreves, puedes pintar la parte de abajo en forma de nubes.

Después de pintar, es el turno de los objetos decorativos. Mantén las pertenencias y juguetes del niño totalmente ordenadas, en estanterías, y déjale elegir lo que más le guste. Puedes tener una habitación temática de lo que le guste, una con las iniciales del niño o niña o colocar sus dibujos y pósters favoritos en la pared.

En cualquier caso, este último paso es algo que dependerá mucho de la elección personal de padres y niños. Hay cientos de estilos de decoración que funcionan bien, aunque todos comparten características similares. Estas características son el orden, la combinación correcta de colores y el respeto por los gustos de todos, siendo un equilibrio entre lo que quieren los peques y los padres.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...