Cómo imitar el famoso jarrón Omaggio de Kähler con manualidades

Si te gusta el famoso diseño del jarrón Omaggio de Kähler, hoy te mostramos cómo puedes hacerlo de forma fácil y muy barata.

Omaggio de Kähler

Cuando hablamos de objetos de decoración que son tendencia, casi siempre tenemos que preparar la cartera para poder disfrutar de ellos en nuestra casa. Y digo casi siempre porque actualmente están muy de moda los objetos o manualidades hechas a mano que imitan a todos esos estilos decorativos que tanto nos gustan y nos permiten hacer creaciones personalizadas de las que presumir sin gastar mucho. Y en este caso queremos hacer referencia a un diseño concreto. El del jarrón que ves en la imagen, que puede que conozcas por su nombre y el del diseñador que lo hizo famoso. Nos referimos al Omaggio de Kähler.

En caso de que te gustase tener uno de estos jarrones Omaggio de Kähler en tu hogar, pero el dinero no te llegue para poder comprar el original, hay opciones de tutoriales en la red para conseguir ese efecto geométrico tan característico y que casa a la perfección con el estilo nórdico en el que se hizo famoso. Y aunque tu casa no esté completamente decorada por este estilo, sí que se le puede dar un toque especial apostando por una manualidad como ésta. Seguro que se te ocurren un montón de fórmulas para lograrlo, pero queremos recomendarte una con la que el resultado es inmejorable.

En el blog Mi casa no es de muñecas, al que te enlazamos en esta misma frase, puedes encontrar un fácil paso a paso para conseguir un jarrón como éste. La técnica empleada es la de hacerse con un jarrón completamente blanco, como los que son habituales en los diseños Omaggio de Kähler, y a partir de éste conseguir cinta adhesiva, que puede ser la washi tape que nos encontramos en muchas tiendas de manualidades para ir creando las líneas horizontales tan características de ese objeto de decoración. Es así de simple. No se mancha nada, y es un tutorial que se hace en menos de 10 minutos. ¿Aún no te animas?

Aunque la combinación más clásica para estos jarrones sea precisamente la que combina el blanco y el negro, puedes hacerlo de otros colores, preferiblemente de los mismos tonos que utilices en tu hogar, o de aquellos que contrasten directamente con las tonalidades más llamativas de tu decoración. Así que si te atreves, puedes partir de este modelo y crear con cintas adhesivas muchas más alternativas que sin duda serán personalizadas a tu propio gusto y no habrá otra idéntica en las tiendas. ¿sUENA BIEN, NO?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...