Cómo transformar unos sencillos vasos en otros modernos y divertidos

Si tienes unos vasos realmente sencillos que no acaban de gustarte, hoy te mostramos cómo puedes hacer para darles una transformación al completo.

Probablemente en muchos casos los objetos de decoración de la casa que resultan realmente sencillos no nos apasionan aún pese a haberlos comprado en su momento por tratarse de un básico. Puede que hubieses pensado que aquello jamás pasaría de moda, y podrías tenerlo todo el tiempo que quisieses sin plantearte que llegaría a aburrirte. Pero como casi todo tiene solución, en este caso queremos plantearte una de esas de hacer en casa, como manualidades o proyectos DIY. La propuesta en este caso es la que te mostramos en el vídeo superior y pretende reconvertir unos aburridos vasos de forma fácil, en otros llenos de color.

Lo que más me gusta de esta idea es que es realmente sencilla, porque apuesta todo al hecho de tener un rotulador compatible con el cristal. No necesitamos materiales complejos que son complicados de encontrar o que resulten tan caros que nos planteemos que lo mejor será deshacernos de la cristalería y comprar una nueva y moderna que ahora sí siga las tendencias que más nos gustan, aunque dentro de unos años tengamos que cambiarla porque se ha quedado desfasada de las tendencias más actuales que vendrán en el futuro.

Pese a que la propuesta que te muestran en este vídeo hace referencia a vasos, con este tutorial puedes personalizar cualquiera de los objetos y accesorios de cocina que sean de cristal. La propuesta es la misma, solo que tendrás que pensar en los motivos que utilizar adaptándote a las diferentes formas que se nos plantean en ellos. Por lo demás, es igual de simple. Y teniendo en cuenta que entre fuentes, tablas, tazas y vasos habrá unos cuantos en la cocina que no te gusten, pero que no te gustaría tirar sino renovar, creo que se le puede sacar un buen partido.

Hay que tener en cuenta que es importante elegir un rotulador especial para vidrio por el hecho de que toda la vajilla la lavamos, ya sea a mano o en el lavavajillas, y por lo tanto, se podría borrar si nos quedamos con un rotulador tradicional en los primeros usos. Puede que con el tiempo, el color se vaya perdiendo incluso utilizando el rotulador especial, y en ese caso, tocará repasar las figuras que elegimos de nuevo para que queden como el primer día. En todo caso, debería durarte una buena temporada antes de recurrir a ese repaso. ¿Qué dices? ¿Te animas a probar un poco de suerte con este tutorial y darle nueva vida a todo el cristal de tu cocina?

Imagen: Fran Parra Carrión

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...