Decídete a dar vida a tu baño pintando los sanitarios

Una opción interesante para dar un cambio total a tu baño es pintar la bañera y sanitarios con los materiales actuales

Banera

Es bien sabido que el color tiene una fuerza y un poder innegable para modificar la apariencia y la personalidad de una estancia. Pintar las paredes de una habitación es una de las formas principales y más sencillas de darle un nuevo aire y mejorar su aspecto. En lo cuartos de baño se opta en muchas ocasiones por dar color a los azulejos para dar más luz, modernizar el estilo o conseguir esa sensación de limpieza tan necesaria en esa estancia pero ¿qué pasa con los sanitarios?.

A menudo ese cambio de estilo no resulta tan exitoso como se esperaba porque los sanitarios siguen teniendo ese aspecto anticuado, amarillento o envejecido. En otras ocasiones la economía no permite cambiar esos sanitarios de color crema o rosado que remiten a tiempos pasados y apagan la decoración del baño. Para acabar con esto sin hacer grandes inversiones bastará con aplicar un esmalte a esas piezas que nos disgustan.

Esmaltar el lavabo, el váter o la bañera es un trabajo sencillo pero hay que seguir unos pasos específicos y tener paciencia para conseguir buenos resultados. Respetar siempre los tiempos indicados por el fabricante de los productos y pensar bien el diseño, así como el color elegido antes de empezar será una garantía de cara al éxito final.

El primer paso antes de pintar cualquier superficie es siempre limpiar y desengrasar en profundidad sin dejar ningún pequeño rincón descuidado. Utiliza desengrasantes comerciales específicos para asegurarte que el resultado es excelente y deja secar bien antes de proceder con el siguiente paso.

Continúa envolviendo con cinta de carrocero y papel o plástico la grifería y todas las zonas con riesgo de mancharse de pintura. Posteriormente prepara la superficie a pintar aplicando una imprimación específica para el material o lijando la superficie hasta conseguir una textura porosa. Este paso del proceso favorece el agarre de la pintura evitando que se desconche fácilmente con el uso.

Es el momento de añadir tantas capas de pintura como sea necesario para conseguir el efecto deseado. Será recomendable usar una pintura acrílica de aspecto esmaltado y un aplicador en spray para garantizar un buen agarre y asegurar la perfección del acabado. Además, para conseguir homogeneidad hay que optar siempre por muchas capas finas en lugar de una sola muy gruesa.

Imagen: Gamma

Vía: Wiki How

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...