Decorar con el color naranja

El color naranja es una excelente opción para las casas de los jóvenes. Se trata de un color vibrante y con cierta fuerza, que siempre se asocia a sentimientos como la alegría, el entusiasmo, la felicidad, la creatividad, etc. Si bien es cierto que no se trata de un color fácil, si lo empleamos adecuadamente, puede convertirse en una excelente opción para la decoración de interiores.

Es como cuando uno se está por comprar su primer 0Km, lo primero en lo que piensa es en el color que elegirá. Cuando los jóvenes se están por independizar y mudar a un nuevo hogar, uno de los pensamientos más recurrentes es el color con el que van a pintar sus paredes.  En este punto, la recomendación para todos aquellos es contar con colores que pertenezcan a la gama de los cálidos, ya que los mismos están considerados como colores vitales, alegres, y que producen un efecto estimulante. Además, estos tonos, que incluyen toda la gama de los rojos y amarillos, también tienen la propiedad de avanzar, dar la idea de cercanía, razón por lo que serán muy útiles para resaltar un mueble pequeño, o acercar un techo demasiado alto.

Decorar con el color naranja

Dentro de este grupo nos encontramos con el color naranja, una muy buena alternativa para todos aquellos adolescentes, hombres o mujeres, que quieren darle a su nueva casa un toque alegre, vivaz y con mucho estilo. Es verdad, quizás no se trate de un color fácil, sin embargo, si lo empleamos adecuadamente puede convertirse en una excelente opción para la decoración de interiores.

Se trata de un color vibrante y con cierta fuerza, que siempre se asocia a sentimientos como la alegría, el entusiasmo, la felicidad, la creatividad, etc. Además, están quienes dicen que se trata de una tonalidad que estimula la actividad mental, ya que al observarlo provocamos un mayor aporte de oxigeno al cerebro.

Debido a estas características es que consideramos que el naranja es un color ideal para jóvenes, quienes pueden aplicarlo en sus habitaciones, como así también en la cocina y el comedor.

Si las dudas aparecen por el lado de los colores que debemos utilizar para combinarlo, pues este aspecto tampoco es un problema, ya que colores como el blanco, el negro y el azul son el complemento ideal para ambientes de color naranja. A modo de ejemplo podemos probar con nobles-oscuras, en suelo y muebles. Mientras que los detalles y algunos elementos decorativos pueden ser blanco. Esta combinación permitirá un correcto equilibrio.

Lo que si debemos tener en cuenta es que, si bien una decoración equilibrada con el color naranja nos permitirá un ambiente cálido, envolvente y armonioso para nuestras casas, el exceso del mismo puede generar la sensación de agresividad. Por eso es importante lograr el equilibrio justo.

Fuente: decoracion2
Foto: decoracion naranja por Tony Blay en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...