Estilo Oriental

A diferencia de lo que comúnmente se cree, el estilo oriental no es una mezcla de diferentes estilos provenientes del Oriente, sino que se trata de una forma de decoración independiente, que cuenta con sus características personales. Justamente, en este post conoceremos cada uno de los detalles de un estilo que se caracteriza por la búsqueda de espiritualidad, armonía y misticismo en cada detalle.

Al momento de comenzar a hablar del estilo oriental lo primero que debemos hacer es una aclaración. Muchas veces se comete el error de agrupar aspectos de varios estilos diferentes bajo el concepto oriental, cuando en cambio cada uno de ellos cuenta con sus características particulares. A saber: El estilo malayo, el vietnamita, el coreano, el chino, el japonés, el Zen, son todas formas de decoración que tienen sus raíces en el Oriente, pero que difieren, mucho o poco, de lo que se conoce como Estilo Oriental. Con esta aclaración realizada, a continuación repasaremos las características principales de dicho estilo.

Estilo Oriental

Quizás sí, un aspecto en lo que sí coinciden la mayoría de los estilos que provienen del oriente es en el objetivo. Es decir, la búsqueda de la espiritualidad, armonía y misticismo de cada detalle.

En la decoración de este estilo se busca constantemente el orden, basado en una buena distribución de espacios amplios y bien iluminados, a partir de la implementación de  elementos naturales que generen una sensación de relajación. Justamente los elementos naturales son una de las principales características del estilo oriental, realizando un contraste de texturas como la piedra, la madera, el papel, objetos místicos, las fuentes, velas e inciensos, con la de elementos naturales como el agua, las plantas o las flores. En este último aspecto, las orquídeas naturales y los bonsáis son excelentes alternativas.

Y ya que hablamos de elementos, algunas buenas ideas son: colocar un jarrón de cristal con piedras de río o una maceta con cañas de bambú; como así también  se pueden implementar vinilos con motivos orientales. Es importante que las piezas elegidas para este tipo de decoración respeten las formas puras al límite, como así también los muebles las líneas simples, con colores y materiales puros.

Las tonalidades están básicamente basadas en cinco colores, aquellos que representan los elementos de la naturaleza: El rojo del fuego; el naranja es estímulo; el amarillo representa la luz; el azul representa el cielo y el agua; el blanco es calma; mientras que el verde es vida.

Al igual que en la mayoría de los estilos, la iluminación es un aspecto del que no podemos olvidarnos. En dicho aspecto, el estilo oriental se caracteriza por contar con la luz indirecta, a la que se le puede combinar el uso de aromas suaves que colaboren con el objetivo de conseguir espiritualidad, armonía y misticismo en cada detalle.

Fuente: Eluniverso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...