Felicitaciones navideñas, ¿de quién fue la idea?

Decorar la casa con postales navideñas es algo muy frecuente, pero… ¿quién se esconde tras esta idea de la felicitación a amigos y familiares?

felicitacion

En estos días de diciembre empiezan a llover ya felicitaciones de Navidad por todas partes. Las recibimos a través de nuestro correo electrónico, muchas nos llegan a través de chats privados en redes sociales como Facebook, y una gran parte de amigos y familiares utilizan el famoso servicio de mensajería de Whatsapp para desearnos lo mejor de este final de año. No es tan frecuente recibir felicitaciones por correo ordinario, pero también los hay quienes prefieren mandar una bonita postal, al modo tradicional. Suele ser mejor así porque parece que le damos más valor a estos pequeños detalles y después pueden servirnos para decorar el hogar. ¿Quién no ha entrado a una casa en Navidad y ha visto felicitaciones navideñas en algún mueble del recibidor, imantadas en la nevera o colocadas artísticamente en el árbol de Navidad? Las postales son siempre un bonito adorno que podemos utilizar para envolver de magia la decoración del hogar y siempre tendremos la opción de guardarlas año tras año para recopilarlas como recuerdo.

Todo esto está muy bien, pero seguro que alguna vez os habéis preguntado a quién debemos este honor: quién fue el inventor de esta idea, el primer hombre que envió sus primeras invitaciones navideñas. No es para nada una incógnita. Sabemos su nombre y apellido. Él era Henry Cole, un empresario importante de Inglaterra. Dos siglos nos distancian desde que este señor tuviera la brillante idea de felicitar a sus amigos y conocidos, a través de una pequeña ilustración que previamente encargó al dibujante John Callcott Horsley. La ilustración le gustó tanto que acabó comercializando más de 2.000 unidades. Es cierto que de aquella primera felicitación queda bien poco en la actualidad, ya que ahora utilizamos cualquier imagen de las que encontramos en Google o esas que forman cadena y se van pasando de grupo en grupo. Pero mantenemos el espíritu navideño. Hay quien sigue los parámetros clásicos, y hay quien prefiere un “Felices Fiestas” divertido u original y apuesta por dibujos con animación, chistes, memes de Papá Noel o cualquier montaje personalizado de los que podemos encontrar fácilmente en Internet.

Si todavía no habéis enviado vuestras propias felicitaciones navideñas, ¡todavía estáis a tiempo de coger las ideas más originales! Nosotros, desde VivirHogar, aprovechamos este post para desearos a todos una bonita y feliz Navidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...