Lámparas de pie: decoración e iluminación en el mismo objeto

Las lámparas de pie son un gran complemento para decorar la casa. Hoy te mostramos cómo sacarles partido.

lampara pie

A la decoración le preocupa cada vez más poder convencer a los usuarios de que es posible utilizar objetos bonitos que sean a la vez algo práctico. De hecho, son cada vez mayores las apuestas por elementos que no sean solo bonitos, sino que resulten útiles. Vemos mesas que se convierten en sillones, o pufs que además son contenedores para guardar todo aquello que no quieres a la vista. Escritorios que se dan la vuelta para ser camas por las noches y cocinas con un montón de estantes que tienen tantas funciones como puedes imaginar. Y en ese sentido, las lámparas de pie, las que un día fueron las grandes olvidadas recuperan todo el protagonismo.

¿Por qué las lámparas de pie tienen tanto sentido en este modelo decorativo? En realidad su razón de ser las convierte en esenciales por el espacio que ocupan. Antes eso era un problema, precisamente porque parecía que no teníamos el suficiente espacio para todo. Ahora, con la llegada de un minimalismo que pisa fuerte, cualquier rincón de la casa es bueno para colocar un objeto llamativo y que brille con luz propia. Las lámparas de pie son en este caso bonitas, llaman la atención, pero al mismo tiempo, iluminan nuestra vida cuando nos hacen falta.

Al convertirse en una tendencia de moda que cualquier decorador quiere colocar en los diversos ambientes, los fabricantes no han dudado en echarle imaginación y apostar por configurarlas casi a la medida. Lo que obtenemos es un catálogo increíble en el que hay opciones para todos lo gustos y que se adaptan a prácticamente todas las tendencias decorativas. Hay lámparas de pie para ambientes industriales, hay lámparas de pie para espacios minimalistas, también las hay para diseños románticos, o incluso, para decoraciones orientales.

Lo que obtenemos es un catálogo completo en el que elegir tu mejor opción. Y la verdad, yo me reconozco como una amante de este objeto decorativo que Ikea ha sabido desarrollar hasta el máximo potencial colocándolo como un imprescindible de la casa. Pero ahora, gracias al fabricante sueco, casi todos queremos tener una en el salón, en la habitación, o en otros espacios. Y ya hay cientos de tiendas en las que comprarlas. Aunque Ikea, las sigue también comercializando a distintos precios. Particularmente, me quedo con las de papel para ambientes más sofisticados y con las largas de barra para aquellos más modernistas. ¿A ti cuáles te gustan más?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...