Lámparas fantasmales

Iluminan eternamente tus noches, con y sin consumo de energía. Ideales para acompañar a los más peques durante sus sueños e ideales para decorar la noche de Halloween con un toque divertido.

Lámparas fantasmales

El 31 de octubre se celebra una fiesta celta con trasfondo religioso. Algunos la conocen como Noche de Brujas, otros como la Víspera de Todos los Santos, pero el nombre más popular que ha recibido hasta hoy ha sido el de Halloween. Todavía falta mucho tiempo para que podamos volver a disfrutar de esta noche de terror, con su famoso truco o trato, las fiestas de disfraces, las escalofriantes calabazas con rostro siniestro y los colores naranja, negro y morado, pero ya podemos ir consiguiendo parte de nuestra decoración si somos unos amantes de esta gran fiesta nocturna. Vamos a iluminar nuestra casa con unas peculiares lamparitas que nos enamorarán.

El diseño es obra de Karim Rashid y pone a nuestra disposición esas encantadoras lámparas fantasmales que observamos en la fotografía. Son un elemento de decoración ideal para los que se toman la noche de Halloween con más humor y diversión, y prefieren dejar el terror en las películas. Aunque a lo largo de los años hemos podido encontrar miles de objetos diferentes para decorar nuestra casa esta noche tan especial, lo que nos ofrecen estas lámparas llamadas Luke es la originalidad del diseño y, cómo no, su funcionalidad. Porque estas lámparas iluminan nuestras noches eternamente, con o sin consumo de energía. Y ahora no me digáis que todo esto no tiene su propia magia y su lado oscuro.

Esta ventaja de la que os hablo es que la lámpara sigue funcionando en la oscuridad aún sin estar activada, pero lo hace proporcionando una luz tenue, ambiental, suficiente para no molestarnos mientras dormimos, suficiente para no tropezarnos y distinguir entre las sombras, y suficiente para crear una atmósfera de intriga en nuestra noche de Halloween. A pesar de todo, el gracioso cascarón con sus dos ojos negros -que nos recuerda muy fácilmente a los fantasmones del Comecocos- puede ser una lámpara perfecta para decorar el dormitorio de los más peques en cualquier época del año y acompañar sus sueños.

Una lámpara amable que no asusta, sino que resulta entrañable y aún así sigue siendo perfecta para decorar un rincón en la Noche de Brujas. Seguro que algunos se asustarán al saber que brillan por sí mismas sin consumir energía, como si hubieran resucitado como auténticos muertos. Podéis conseguirlas a montones y en diferentes colores en Lucedentro por un precio de 79 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...