MiCasa Lab sigue sorprendiendo: una alfombra voladora

Después de iRock y Nébula 12, este estudio nos trae su primer proyecto de alfombra voladora, capaz de elevarse hasta siete centímetros y soportar un peso de más de dos kilos.

Alfombra voladora

Si algo nos llamó la atención del cuento de Aladino, aparte de la encantadora figura del genio, era la maravillosa alfombra voladora con la que este jovenzuelo se desplazaba burlándose de todos los peligros posibles. Desde tiempo remotos, las alfombras con vida propia han sido uno de los puntos fuertes de la literatura fantástica y mucho tiempo después todavía continúan siendo una utopía anhelada por todo ser humano en la realidad. Pero utopía hasta cierto punto, porque algunos locos del diseño han querido echar mano y empezar a crear los primeros cimientos en este asunto.

Ya los conocemos bien por otros ingeniosos inventos. Ellos son MiCasa Lab, un estudio que surgió de la división de i+D del fabricante de muebles suizo MiCasa, y que en poco tiempo se ha perfilado como un rival potente en muebles de diseño. Ha empezado pisando fuerte y si hacemos memoria recordaremos la increíble iRock, una mecedora con altavoces incrustados que servía para cargar dispositivos de Apple con el mero vaivén del asiento, o ¿qué me decís de Nébula 12, la lámpara que reproducía retazos de nubes en el interior de nuestro propio hogar? Ambiciosos proyectos que han visto la luz y se han desarrollado hasta el final y que ahora vienen precedidos por lo último de lo último: una alfombra voladora.

Se trata de una alfombra rígida. El hecho de que pueda flotar en el aire es gracias a seis pares de imanes de neodimio, que tienen la suficiente fuerza como para mantener a flote a una mascota de dos kilos y medio, y elevarla hasta siete centímetros de altura. Un primer paso que ya nos deja con la boca hecha agua, pero que pretende seguir mejorándose porque MiCasa Lab ha anunciado que ya están trabajando en una segunda versión mejorada en la que la alfombra voladora se elevará hasta 20 centímetros y aguantará un peso de hasta 10 kilos. Y esto ya empieza a gustarnos más, ¿cierto?

Tal vez, si esto sigue desarrollándose a esta velocidad, creo que los habitantes de este planeta acabarán desplazándose en alfombras voladoras antes que en coches voladores: eso todavía está por descubrir. Por el momento, no perderemos de vista a este centro de investigación y diseño que empezará a operar este año para ocho compañías de Europa y, dado sus primeros proyectos, algo me dice que van a dar mucho que hablar.

Fuente: Facebook MiCasa Lab

Foto: Helena Karlsson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...