¿Moquetas sí o moquetas no?

Las moquetas aíslan del frío en invierno y ofrecen una estética atractiva al hogar, pero pueden ser un incordio en verano y a la hora de limpiarlas.

Ventajas e inconvenientes de las moquetas en el hogar

Suele ocurrir que cuando estamos decorando alguna habitación infantil nos vienen a la mente todas esas imágenes de moquetas chulas que cubren el suelo y les permiten jugar a sus anchas a los más pequeños. Es cierto que la moqueta puede colocarse en cualquier parte de la casa, porque es una de las muchas opciones que tenemos para revestir el suelo de nuestro hogar y dotarle de estilos diferentes. Así, podemos combinar moquetas distintas en cada ambiente y obtener un suelo mucho más llamativo y distintivo que el que nos pueda brindar el suelo convencional.

Las hay de diferentes materiales y de estilos muy dispares. En el caso de las habitaciones infantiles, las moquetas suelen recurrir a diseños lúdicos que permitan a los niños usarlas como parte de un juego más. Así podemos conseguir moquetas que reproduzcan una ciudad invadida por carreteras, que a los niños les encantará para pasear sus coches a través de ellas, o incluso moquetas que plasman un campo de fútbol para que puedan jugar con sus muñecos y dar rienda suelta a la imaginación. También podemos apostar directamente por moquetas que realcen la estética de la habitación, con diseños a cuadros de colores, a rayas, a círculos, o de un color uniforme que armonice con el resto del cuarto.

La colocación de una moqueta no es una tarea complicada, pero es importante analizar bien las ventajas e inconvenientes de este tipo de suelo, para que luego no haya arrepentimientos indeseados. Las ventajas las podemos reducir en dos: en primer lugar para los niños supone poder ir descalzo por la habitación, poder jugar sobre toda su superficie y sobre todo poder hacerlo «calentito», ya que es bien sabido por todos que las alfombras y derivados conservan el calor y aíslan del frío en invierno. De ello dependerá mucho también el grosor de la moqueta, que tendremos que saber elegir según nuestras preferencias. Además de esto, la moqueta te ofrece un impacto estético visual muy elegante y atractivo en el hogar. Los inconvenientes se reducen también en dos: el primero es que el calor que produce la moqueta en invierno y que tanto nos agrada, puede dejar de ser una ventaja en verano, ya que el calor puede resultar bastante molesto. Y en segundo lugar, y posiblemente la mayor pega de todas a la hora de colocar una moqueta en casa, es su limpieza. Aunque es bastante sencilla y con una aspiradora se elimina cualquier rastro de polvo, hay que llevar a cabo una limpieza casi diaria para evitar acumulaciones de suciedad y tener mucho cuidado con las manchas que pueden estropear muy fácilmente el tapizado.

Dicho esto, de nosotros depende tomar la decisión final. La opción está ahí, ¿la tomas o la dejas?

Foto1: Carbon NYC

Foto2: Brian Birke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...