Perfecciona tu casa: cubreradiadores

Consigue un impacto visual único con estos muebles discretos con los que podrás ocultar tus radiadores y ganar un espacio extra de almacenaje. Hay miles de diseños y modelos diferentes, ellos son el detalle final en la decoración de tu hogar.

cubreradiariores

En este complicado camino de conseguir una casa perfecta, hoy me he encontrado con una genialísima idea que desconocía como tal y que puede ayudarnos a perfilar todavía más la decoración de nuestro hogar, para crear un espacio cuanto menos acogedor y bonito. Y hablando de bonito… uno no puede estar pensando en esos horribles trastos que cuelgan de las paredes y se han venido a llamar radiadores. Es cierto que poco a poco se han ido creando aparatos sofisticados y cada vez se cuida más la estética de estos calentadores de casas que como todos sabréis se colocan al pie de las paredes, bien sea en un dormitorio, en el salón o en la cocina, o puede que en todas las habitaciones de la casa. Motivo de más para maquillar esta fea realidad porque aunque los de última moda pasan por ser más bien pequeñitos y de color blanco para disimularlos con la pared… no dejan de ser un mero pegote que salta a la vista nada más entrar. Parece ser que es imposible unificar estética y funcionalidad en el diseño de un radiador. Por eso vamos a tener que aportarle la estética por separado… ¿Cómo? Con una «carcasa» exterior. Hablemos de cubreradiadores.

Una genialidad que ciertamente desconocía en el mundo del interiorismo y hoy vamos a ver los magníficos resultados que uno puede obtener colocando estos muebles exteriores por encima de sus radiadores. Sí, obviamente conseguiremos un impacto visual mucho más bonito, de eso no hay duda, y ayudará a crear la sensación de que no existe ningún aparato eléctrico detrás de ese atractivo mobiliario, pero… estos cubreradiadores pueden ser multifuncionales, lo que multiplica las ventajas de tener uno de ellos en casa. No obstante, no es lo mismo tener un radiador en un cuarto infantil que tenerlo en la pared de la cocina; cada situación requiere afrontarla de diferente manera y en cada una de ellas nuestras necesidades varían. Lo vamos a ver con varios ejemplos porque, afortunadamente, ¡tenemos cientos de modelos diferentes para elegir!

radiadores

Los más económicos los vamos a encontrar como siempre en esas cadenas de tiendas de muebles que apuestan por materiales de calidad media y con un montaje sencillo; por ejemplo Ikea o Leroy Merlín, pero si investigamos un poquito por Internet observaremos la gran cantidad de marcas que comercializan este tipo de producto a precios realmente económicos que oscilan entre los 75 y 150? los más económicos. El precio pese a todo puede asustar si tenemos en cuenta que es un gasto inicial con el que posiblemente no contábamos en el hogar y aún más cuando es una simple forma decorativa totalmente prescindible, pero estoy convencido de que cambiaréis de opinión cuando veáis los ejemplos que traigo conmigo.

Vamos a pensar que tenemos el radiador en un cuarto juvenil y claro, no queremos cualquier tipo de mueble si no algo que realmente congenie con el resto de la decoración. En Emoble encontramos el cubreradiador MesaEstudio CR84, ese mismo que podéis ver en la imagen superior con un vinilo decorativo en la parte frontal. ¿Empezáis a ver las ventajas de todo esto? Si después de ver doscientos modelos no os convence ninguno, podéis elegir cualquiera de los miles de vinilos que existen -incluso personalizados- y cambiar el aspecto de tu propio mueble. Además, lo mejor de todo esto es que se puede aprovechar la parte superior del cubreradiador para colocar todo tipo de cosas: libros, pantallas de ordenador, CD`s… Y pensaréis que la superficie es tan estrecha que se queda corta para trabajar, pero no. Porque resulta que el frontal del mueble se despliega hacia arriba formando una increíble superficie cuadrada y se transforma en una bonita mesa donde, ahora sí, uno puede trabajar cómodamente. Una idea más que genial para aquellas habitaciones que no disponen de espacio suficiente para colocar una mesa de estudio. Ahora podrás disimular tu radiador, ganar un toque de distinción y además conseguir un espacio extra donde trabajar, y todo con un único diseño.

radiadores infantil

Esta misma idea la podemos trasladar a la cocina donde, claro está, el diseño cambiará acorde a la estética de la misma. Podemos elegir entre una infinita gama de colores y tipos de madera hasta que el cubreradiador sea el más idóneo para nuestra cocina y, una vez más, nos servirá para apoyar ciertos objetos encima y, si es el mismo modelo que el anterior, incluso podremos contar con una mesa para comer simplemente levantando el frontal del mueble.

Quizá donde vayamos a encontrar más modelos a elegir es para cubrir los radiadores del comedor o salón, y aquí entran ideas más originales donde se combina la madera con el cristal, donde se buscan diseños a base de figuras geométricas o muebles abiertos que rascan la originalidad desde otro punto de vista. En Internet encontraréis miles de imágenes y miles de ejemplos. Yo os dejo las tres que más me han gustado y, por supuesto, no sé vosotros pero yo voy a hacer desaparecer ese feo radiador blanco de mi comedor en cuanto pueda.

Fotos / Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...