¿Qué son los puntos focales?

Cuando queremos resaltar un objeto, lugar o rincón de nuestras viviendas o jardines podemos crear puntos focales. Estos puntos permiten destacar sitios, generando que las miradas se desvíen hacia ellos. Veamos algunas ideas para poner en practica los puntos focales.

Cuando queremos resaltar un objeto, lugar o rincón de nuestras viviendas o jardines podemos crear puntos focales. Estos puntos permiten destacar sitios, generando que las miradas se desvíen hacia ellos.

Fuente en el jardin: un atractivo punto focal

Las finalidades y funciones de los puntos focales son varias, las principales son: destacar algún sector del jardín o del interior de la vivienda; hacer destacable algún ícono, estatua u obra que forma parte del jardín o del hogar; y evitar la vista de lugares no deseados. Esto último es cuando por ejemplo tenemos en nuestro jardín alguna pared que permite ver un edificio en mal estado, así, creando un punto focal en el jardín las miradas no irán al edificio en mal estado sino al punto que creemos.

De esta forma, los puntos focales son herramientas muy valiosas que tenemos a nuestro alcance para resaltar algún sitio que nos gusta o bien para evitar que las personas presten atención a algo que no deseamos.

Refiriéndonos al jardín, cuando nosotros queremos resaltar un sector del mismo podemos acudir a determinadas plantas que sean llamativas, exóticas o atractivas. Y para que esa planta sea el punto de atención, debemos procurar que el alrededor de la misma sea neutro así no le quita protagonismo.

En cambio, si en el jardín queremos resaltar un sitio o estatua, es decir algo que no sea una planta, podemos levantarlo del terreno. Esto le dará mayor importancia. Y al igual que en el caso anterior, el alrededor del punto focal podrá ser con plantas neutras.

También tenemos que tener presente las recomendaciones que hacen algunos paisajistas de no utilizar mobiliario, piscinas, sectores de juegos o el quincho como punto focal, dado que estos son elementos de uso y no son elementos que llamen la atención y nos hagan desviar las miradas. Tampoco es aconsejable tener más de un punto focal en un mismo sitio, ya que esto genera una competencia entre ambos, y no es armonioso.

Por otro lado, cuando queremos destacar un sitio dentro de la vivienda podemos ayudarnos con iluminación o con ciertas decoraciones. Por ejemplo, podemos rellenar con cuadros puestos de forma simétrica para destacar una pared, podemos poner diversos jarrones con flores para destacar una mesa, podemos pintar de un color diferente una pared, podemos hacernos eco de la decoración vintage para resaltar un rincón y muchas otras ideas más.

Independientemente de la forma que elijan para crear un punto focal, debemos tener en cuenta que estos son muy utilizados y nos ayudan a dar detalles sumamente interesantes.

Fuente: Mi nuevo hogar y En plenitud

Foto: Fuente de jardin por Juan G. Hurtado en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...