¿Qué ventajas tiene la sauna en casa?

Tener una sauna en casa ya no es tan complicado como antes, no obstante se la considera un objeto de lujo. Teniendo en cuenta la línea de saunas modernas que hay en el mercado, podemos poner una sauna en cualquier rincón de la casa: bajo la escalera, en el salón, en una habitación, en el ático, en el garaje, etc.

Generalmente asociamos la sauna a un spa o un gimnasio, ya que es un producto de lujo que pocos pueden tener en casa, primero por el precio y segundo por el espacio. Pero cada vez más este artículo de lujo, una sauna en casa, se vuelve más atractivo para las personas que deciden tener en casa su propio gimnasio, su sauna o su piscina, todo ellos artículos diferenciadores. Este producto puede rondar entre los 2 y los 3 mil euros, dependiendo del tamaño y sistema. Por lo tanto, no es una inversión excesivamente alta teniendo en cuenta el beneficio de salud que nos puede aportar.

Las saunas modernas nos pueden encajar en cualquier sitio

Además, hay diferentes tipos y modelos de sauna. Las hay más grandes, más pequeñas, más lujosas, más modernas… Pero todas cumplen la misma función. Hay incluso saunas caseras hechas con un calefactor y una lona, e incluso hay quien opina que simplemente dejando caer agua muy caliente en la ducha, se crea un vapor que hace de sauna (algo que yo no recomiendo, ya que posiblemente te ahorraras la sauna, pero si todo el mundo hiciera lo mismo terminaríamos con las reservas de agua del planeta). Por lo tanto, lo mejor es buscar un especialista o una empresa que se dedique a montar saunas en casa y nos guie un poco.

El sitio ideal, lógicamente, sería el baño o el gimnasio, pero no siempre disponemos de ese espacio tan a mano, por lo tanto debemos estudiar con detenimiento cuál es la mejor situación o a que espacio estamos dispuestos a renunciar para este artículo de lujo. Generalmente se instalan en el baño (cuando es grande), en una habitación que usemos poco, en un salón donde haya una esquina que no usemos, debajo de una escalera, en una parte del garaje, en el ático de la casa… O incluso fuera, en el jardín, aunque para ello debemos asegurarnos de las normativas de nuestra comunidad para no tener luego problemas.Los beneficios de una sauna en casa son evidentes: te ahorras ir al gimnasio, puedes usarla a menudo y cuando te apetezca, tienes intimidad y dispones de un artículo que hace de tu casa un espacio de lujo. Pero no todo son ventajas, ya que por un lado debes tener en cuenta el gasto energético (sería conveniente intentar usar la sauna al menos de dos en dos), y por otro lado, ¿cuantas veces tienes algo en casa y acabas por no usarlo? Podemos caer en la tentación de tenerla, pero luego usarla poco. Por lo tanto, la decisión de tener una sauna debe ser bien reflexionada.

Los beneficios de salud que nos aporta una sauna son de sobra conocidos: limpia la piel (ayuda en la eliminación de toxinas), ayuda a perder peso (ya que nos hace sudar), es relajante y anti estresante, ayuda a aliviar dolores musculares, incita al sueño, por lo que es buena para el insomnio, etc.

Foto: effegibi.it

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...