Técnicas de decoración: patchwork

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, muchas veces se relaciona un cambio de aire en la decoración del hogar con el hecho de gastar grandes sumas de dinero, la realidad nos demuestra todo lo contrario, con ingenio y algunos factores a tener en cuenta se puede cambiar por completo el estilo de una vivienda sin necesidad de invertir demasiado y con resultados siempre de gran calidad.

Usos del Patchwork

Las telas que visten la casa son mucho más que tejidos sobre los muebles o en las ventanas, cambiándolas hacia un estilo definido se puede cambiar por completo el estilo de los ambientes, una excelente alternativa es la de optar por el estilo patchwork, que tiene un aire cálido y clásico que a todos gusta, son piezas coloridas y con una gran personalidad.

El patchwork o «trabajo con parches» es también conocido por los países hispanos como almazuela, y su encanto particular surge de su sentido artesanal, en general surgió de aprovechar diferentes trozos de género sobrante a la hora de hacer otras piezas de tela, por lo que todas las partes, parches de diferentes colores, texturas y diseños, se van uniendo de forma caprichosa hasta generar un nuevo diseño.

Si bien se trata de un estilo algo antiguo, en los últimos tiempos se ha vuelto nuevamente muy popular, ya no solamente se usa cosiendo paños rectangulares, sino piezas de todos los tamaños y formas para crear nuevos modelos que pueden usarse virtualmente sobre cualquier superficie, tanto como una pared, para tapizar muebles, vestir almohadones, para usar como cortinas, como mantas para el sofá o la cama en la habitación, inclusive como mantel de mesa.

Para comenzar a implementarlo es necesario comenzar una campaña personal de recolección de trozos de tela, quizás de prendas que ya no se usen, de antiguas cortinas, de ropa de conocidos, o en tiendas especializadas, todas son aprovechables, lisas, estampadas y en todos los colores que se consigan.

Claro que también se pueden conseguir este tipo de piezas ya hechas, siendo tan válido como hacerlas uno mismo, en esos casos resulta más cómodo comprar según los tamaños que necesitemos.

Una vez sumado este tipo de tejidos en el diseño decorativo de la casa se conseguirá un ambiente nuevo, con toques artesanales y campestres que alegran la vista y aportan confort a la casa.

Fuente: Mujer Elite

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...