Una escalera de diseño abierta a opiniones

Conoce en profundidad este diseño de Hradecný: una escalera sinuosa que juega con líneas minimalistas y un clásico blanco-negro para generar la ilusión óptica de un dibujo 3D.

Escalera minimalista

No todos tenemos la suerte de contar con un dúplex o una de esas viviendas maravillosas con dos plantas, comunicadas, eso sí, con unas bonitas escaleras interiores, pero sea como sea, siempre podemos deleitarnos la vista con algunas propuestas originales como la que traigo esta vez: unas escaleras muy llamativas, diferentes a lo puramente tradicional, y expuestas a todo tipo de opiniones. Su función: permitir subir y permitir bajar, la cumplen a la perfección, pero veamos algunas de las particularidades de esta peculiar escalera.

En primer lugar, el diseño. Es sin duda el punto fuerte de esta estructura que sigue una tendencia claramente minimalista, dispuesta a partir de una serie de escalones planos, comunicados unos con otros de forma lineal y casi geométrica. La escalera forma una figura sinuosa que nos recuerda prácticamente a una serpiente por las numerosas curvas de su recorrido en ascensión. Además, tiene un atractivo mayor, y es que su diseño genera un impacto visual muy llamativo, esto es debido a la utilización del blanco y negro como recurso de color. La parte interior de la escalera guarda un color grisáceo-plateado que combina con el tono de la pared, mientras que el reverso de cada escalón está pintado en negro, y esto provoca que al mirar la escalera desde cierta distancia y desde cierta perspectiva, parezca un dibujo en 3D plasmado en la pared.

Si en ese mismo momento de confusión, colocáramos a una persona ascendiendo por la escalera, la imagen sería todavía más chocante. El diseño es impecable, como vemos, con un grado de imaginación fabuloso. Sin embargo, enseguida saltan a la vista los inconvenientes que genera este tipo de escalones ya que la disposición de los mismos, los numerosos huecos vacíos a lo largo de la escalera y la falsa ilusión de escalones dobles (pintados en color negro) le restan seguridad al conjunto del diseño, pudiendo provocar fácilmente tropiezos o posibles accidentes si no se anda con cuidado.

Así pues, me parece una escalera de diseño, ideal para ser expuesta como una obra de arte, ideal como forma decorativa e incluso idónea para algunos casos excepcionales en los que la escalera sea funcional también pero de forma puntual. Si lo que necesitamos es una escalera para el día a día, tanto diseño puede resultar más un estorbo que una comodidad. ¿Y vosotros qué decís? ¿Anteponéis la originalidad a la practicidad?

Fuente: Hradecny

Foto: Seier+Seier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...