Así se organiza el armario para que quepan más cosas

Si no tienes espacio en el armario, es porque no está bien organizado. Para hacerlo, simplemente saca toda la ropa, limpia el armario, tira la ropa que no uses, separa por tipos y aprovecha bien el espacio

Cómo organizar armario

Muchas veces parece se compra demasiada ropa y es complicado tener un armario o un vestidor organizado. Parece que no hay suficiente espacio y todo está desordenado o incluso tirado por el suelo.

Eso sí, todo es cuestión de ordenar correctamente el armario, algo que te ayudará a meter más cosas y que todo sea más armonioso. Si no sabes cómo hacerlo, te dejaremos algunos consejos que te ayudarán a lograrlo.

Así se organiza un armario correctamente

Aunque pueda dar pereza, hay que hacer el esfuerzo y sacar toda la ropa del armario y dejarlo completamente vacío. Cuando hagas eso, aprovecha para limpiarlo y que así tu ropa pueda almacenarse en un mejor estado.

Una vez que esté limpio, no metas la ropa todavía y espera un poco. Antes de hacerlo, toca separar la ropa de varias formas. Primero empieza por colocar en un lado la ropa que más usas y por el otro la que ya no usas o está estropeada.

Muchas veces son trapos que no recordabas que tenías, así que deberías vender todo lo sobrante, regalarlo o directamente tirarlo a la basura si está en mal estado. Si es ropa que tiene valor pero que no te sueles poner, almacénala aparte en cajas.

Una vez que se haya hecho eso, toca ordenar la ropa por tipo de prenda. A la hora de guardarla, hay que elegir bien los cajones y lugares para colocarla, además de tener las suficientes perchas para que te quepa todo. Por ejemplo, usa las barras y los cajones grandes para las prendas grandes y usa los pequeños para las mudas y los accesorios.

A la hora de colocar, lo mejor es poner a mano lo que más utilizas y dejar lo que usas poco al fondo del armario. De este modo, podrás escoger rápidamente la ropa que uses de forma habitual y no descolocar nada. También haz el esfuerzo por doblarlo todo correctamente para que no haya problemas.

En el caso de que tengas demasiada ropa, un buen truco es separar la ropa de invierno por un lado y la de verano por el otro. Deja en el armario la ropa de la estación actual y guarda la de la estación pasada en cajas y colócalas en el trastero, en el canapé o incluso encima del armario si hay sitio.

De este modo, podrás aprovechar para hacer una nueva limpieza en cada cambio de estación, para detectar así la ropa que no te pones y dejar el armario libre de polvo y suciedad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...