5 propuestas para esconder los cables de aparatos sin hacer obras

Son antiestéticos, motivo de tropiezos y necesarios para funcionen los aparatos. Los cables eléctricos pueden arruinar la decoración de una habitación, pero con un poco de ingenio y sin necesidad de hacer obras en casa podemos ocultarlos o disimularlos de una forma muy estética.

Un problema común a la hora de decorar una habitación como el salón o el despacho radica en ocultar los cables eléctricos de pantallas, ordenadores y demás aparados. Las opciones son claras: reformas o ingenio para ocultar los antiestéticos cables. Si no estás dispuesto a hacer reformas para integrar los enchufes eléctricos en lugares estratégicos cerca del suelo o las soluciones modernas no encajan en su casa, puedes llevar a cabo una de estas propuestas para disimular los cables eléctricos en tu hogar.

  • Canales y conductos para cables: Puedes comprar canales blancos o de colores y ductos para ocultar los cables en las paredes y pisos en una tarde de bricolaje. Una forma creativa de hacer que estos elementos se mezclen en tu decoración es montar un canal de color blanco o un conducto para sostener los cables ligeramente por encima de la placa base existente. Luego pinta el espacio entre canal de color blanco o conducto y la moldura con el mismo color de la pintura de guarnición. Los canales se ven como si fueran parte de las molduras.
  • Debajo de alfombras o detrás de cortinas: Si tienes una gran alfombra bordea el perímetro exterior de tu habitación o cortinas largas en las paredes de la sala con abundancia de cables, es posible que puedas usarlos para ocultar los cables eléctricos de manera creativa. Basta con meter los cables detrás de las largas cortinas o debajo del borde de la alfombra para que así no se vean. Este truco sólo puede usarse si la alfombra está pegada a la pared de la sala y si no camina mucha gente sobre ella, ya que al caminar sobre ellos pueden desgastarlos.

  • Sistema Mainline: Los enchufes deslizantes no te permitirán ocultar la totalidad de los cables que tienes en una habitación pero si te permitirá reducir el largo de estos para llegar al enchufe. El sistema Mainline consiste en múltiples regletas de enchufes puede moverse hacia el rincón de la pared que quede más cerca del aparato eléctrico, por lo que no necesitarás un cable que cruce toda la habitación para conectarte a la corriente eléctrica. En una tarde de bricolaje puedes montar este sistema, muy indicado para salones y despachos en casa.
  • Cubiertas para cables: Una forma decorativa y para nada costosa para ocultar los cables eléctricos es el uso de cubiertas de tela. Estas fundas vienen en una variedad de colores y tamaños, y simplemente se deslizan sobre el cable o conjunto de cables que deseas cubrir. Las cubiertas de tela por lo general tienen un diseño que se expande y contrae como un acordeón, que casi se le da una apariencia a una colmena. Esta opción puede atraer la atención hacia la ‘colmena’ de cables, por lo que es más indicada en espacios con pocas visitas como despachos o dormitorios.
  • Barda para molduras: Si reservas los domingos para el bricolaje, puedes hacer una barda decorativa con piquetes pegados a la moldura. Para ello, corta piquetes en tamaños de 10,1 cm para conectar a la parte delantera de las molduras existentes. Deja espacio entre ellos de un mínimo de 0,6 cm de distancia y pon los cables en el espacio que se crea entre la pared y los piquetes para ocultarlos. Alternativamente, puede adjuntar los moldes decorativos altos a parte delantera de la moldura y cortar muescas dónde quieres que los cables entren y salgan de la barda decorativa.

Imagen: dbrekke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...