Tarifa de la luz regulada y libre: una guía para entenderlas ante los precios históricos

En España hay dos formas de tener luz: el mercado libre y el regulado. El mercado libre es el de las grandes compañías, las cuales ponen el precio, mientras que el mercado regulado depende de los precios mayoristas. El problema es que estos precios mayoristas han subido mucho por la crisis del gas ruso, así que muchos se pasaron al mercado libre

Trucos limpiar manchas pared

No hay un solo día en el que no veamos noticias sobre la luz. Vemos que sube muchísimo de un día para otro, pero que otro día baja mucho, algo que nos hace confundirnos. Además, no sabemos cómo nos va a afectar, ya que algunos incluso desconocen qué tipo de tarifa de luz tienen, ni tampoco la diferencia entre el mercado libre y el regulado.

¿Eres tú uno de ellos? Pues no te preocupes, ya que te vamos a enseñar todo sobre las tarifas de luz, explicándote a fondo el mercado libre, el regulado y cuál es mejor. También te contaremos el gran factor que provoca grandes fluctuaciones en el precio de la energía.

Guía para entender las tarifas de la luz

Esta pequeña guía te va a explicar a fondo los dos mercados de la luz que pueden elegir. Por otro lado, te contará más sobre cómo afecta el precio del gas a la luz.

Mercado libre

El primer mercado es el mercado libre, el cual es el más habitual hoy en día. Este es el de las grandes compañías eléctricas como Iberdrola, con un contrato de 12 a 24 meses o incluso sin permanencia. Aquí se puede elegir contratar un precio fijo durante las 24 horas del día y también una tarifa por discriminación horaria, con 2 franjas (punta y valle) o 3 franjas (punta, valle y una neutral llamada llano).

Esta tarifa puede tener descuentos y promociones según la compañía eléctrica, además de existir otros servicios adicionales como la reparación de contadores y mantenimiento.

Mercado regulado

El mercado regulado o PVPC es el otro gran mercado español. Es la tarifa regulada por el gobierno y no por las grandes eléctricas, haciendo que el precio esté indexado al mercado mayorista. Solamente hay 8 compañías en España autorizadas para esta tarifa, las cuales no pueden realizar descuentos.

En este caso, hay una tarifa fija con discriminación horaria obligatoria, con un precio para la hora punta, otro para las horas llanas y otro para las horas valle. Además, es obligatorio que la potencia contratada sea inferior a 10 kW. Si tienes bono social, deberías acogerte a esta tarifa.

¿Cuál es mejor?

Ahora que sabes qué tarifa tienes, querrás saber cuál es mejor para ti. Habitualmente, el mercado regulado era más barato, especialmente porque se asociaba con el bono social de luz. Eso sí, desde el año 2021, el baile de precios del mercado provocó que el mercado libre fuera más rentable en la actualidad. Las personas que tuvieron mercado regulado en 2021, pagaron hasta 229 euros al año en el 2021.

De hecho, más de 1,2 millones cambiaron su tarifa del mercado regulado al mercado libre. El mercado libre no fluctúa tanto y te puedes acoger a ofertas, así que suele ser más barato.

Eso sí, esto podría cambiar pronto, ya que podría haber un acuerdo entre España y la Comisión Europea. Este acuerdo consistirá en abaratar el mercado regulado, pudiendo bajar hasta un 22% la factura de la luz.

¿Cómo afecta la subida del gas a la subida de la luz?

El precio de la luz está marcado por muchos factores, pero uno de los más importantes es el precio del gas. En la actualidad, existe una crisis energética agravada por la situación de la Guerra de Ucrania (el 40% del gas consumido en España es de origen ruso), el cual provoca subidas en el precio del gas, las cuales a su vez provocan aumento en el precio de la luz.

Se calcula que, por cada euro que sube el gas en el mercado internacional, la luz del mercado mayorista sube 2 euros. Por culpa de esta subida del gas, el mercado regulado de la luz está intratable, ya que depende del mercado mayorista.

¿Por qué ocurre esto? Ocurre por un mecanismo establecido por la Unión Europea y es por cuestión de oferta y demanda. Sirve para que las compañías eléctricas tengan un incentivo de precio para tener suficientes centrales, con el fin de evitar apagones.

En este caso, se plantean soluciones alternativas para no depender tanto del gas ruso. Se plantea un proyecto de gaseoducto con Argelia, negociar con países como EEUU o Egipto para traer gas y apostar por energías sostenibles para no depender tanto del gas. Con todo esto, se espera conseguir una independencia del gas ruso, para mantener los precios de la energía bajo control y no enfrentarse a grandes subidas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...