Acabados en el Hormigón

Los acabados para concreto deben considerarse en base al tipo de concreto sobre el cual se fabricarán, ello conlleva a definir primero la consistencia del concreto, lo que significa determinar si estos acabados se llevarán a cabo sobre concreto fresco o endurecido y si éste se encuentra dentro o fuera del molde.

En varias ocasiones hemos observado en edificaciones adornos y terminaciones interesantes y vistosas en el concreto, tales como ondas, texturas y otros. Los acabados para concreto deben considerarse en base al tipo de concreto sobre el cual se fabricarán, ello conlleva a definir primero la consistencia del concreto, lo que significa determinar si estos acabados se llevarán a cabo sobre concreto fresco o endurecido y si éste se encuentra dentro o fuera del molde. El concreto en sí cuando se desmolda no esta terminado, es necesario darle una “cara” de presentación que lo muestre listo para la pintura o en su defecto pueda dejarse tal cual, ello es lo que define realmente su apariencia.

Acabados de concreto dentro del molde y antes del desmoldado.

Este tipo de acabados es especialmente indicado cuando el concreto se mostrará tal cual una vez desmoldado. De aplicación común en puentes, edificios y zonas viales. Es un tipo de acabado directo, la apariencia se logra por medio del molde, el cual no necesariamente es liso, ya que pueden emplearse moldes con texturas, relieves o formas que adoptará el concreto una vez vaciado en el.

Los acabados lisos llevan a obtener una superficie que no recibe tratamiento adicional, la superficie de concreto sale perfectamente lisa del molde.

Existe también en el mercado de la construcción acabados en base a perfiles insertados., los cuales se obtienen mediante la fijación de perfiles sobre un molde de madera. Una vez vaciado, los perfiles se retiran del concreto semi endurecido por medios mecánicos. Al igual que en todos los demás acabados, para lograr resultados satisfactorios es indispensable realizar pruebas a escala natural.

Dentro de los moldes pueden también obtenerse acabados mediante patrones y forros. Existe una gran variedad de efectos por medio de la textura o relieve de los moldes ya probados que se pueden obtener mediante este sistema; es necesario para su aplicación el empleo de laminados plásticos los cuales se colocan a manera de forros del molde antes de colocar el concreto, el resultado será diferentes texturas y relieves en este sistema antes del colado.

>

Relieves y adornos obtenidos mediante forros y patrones.

Hay también una forma, que si son observadores deben haber visto en algunos edificios y es el acabado con recubrimiento. Este tipo de acabado se logra insertando en el molde pequeñas piezas de azulejo cerámico, piedra decorativa, mármol, ladrillos decorativos u otro material y vaciando el concreto encima de ellos. Con este sistema es posible fabricar elementos de concreto para fachadas, recubiertos con estos materiales y que salen al final en una sola pieza. Es un procedimiento adecuado para piezas ornamentales especiales como terminaciones de esquina, zócalos o dinteles. Una alternativa a este método es incrustar los materiales una vez desmoldado el concreto, pero sin que se haya secado completamente; este sistema requiere trabajar la superficie con llana y colocar el material a incrustar encima de la superficie.

Un sistema interesante es el de acabado en superficies horizontales, los cuales contemplan el pulido liso, acabados rugosos, o superficies ásperas.

El acabado alisado es por defecto el más barato, sin embargo requiere de personal altamente capacitado, ya que debe hacerse manualmente; por ello es adecuado considerar estos sistemas de acabado antes del desmoldado, ya que permiten abaratar costos de mano de obra y por ende reducir el gasto en obra. También hay que considerar que se puede obtener combinaciones fabulosas y muy vistosas como flores, efectos de arena u otros que serían muy difíciles sino imposibles de obtener manualmente. Sin embargo es recomendable que al aplicar estas técnicas las superficies estén moduladas por medio de ranuras, cortes o relieves, y que estén bien perfiladas. Cualquier grabado de formas o perfiles que proporcionen efectos de claroscuro mejorará los resultados finales.

Una última técnica que he encontrado para esta investigación y que valgan verdades al ser tan evidente casi me olvido de postear es el acabado estampado, muy en boga en nuestros días y que se emplea bastante en pisos de concreto. El concreto estampado nos brinda durabilidad y belleza, imitando materiales como la piedra que como saben es bastante costosa. El acabado estampado es un método de texturación con el cual se pueden imprimir interesantes patrones a superficies de concreto arquitectónico, obteniéndose acabados tipo ladrillo, imitación de cerámica, mosaicos, superficies rugosas al azar u otras que si utilizamos los materiales originales nos elevaría sustancialmente el costo de la obra. El procedimiento más efectivo para producir diseños simulados lo constituye el estampado como parte del terminado.

Acabados de concreto cuando esta endurecido y fuera de molde.

Para este tipo de acabado se requiere herramientas especiales como las máquinas arenadoras o de chifón de aire a presión. Estos medios son los más comunes que existen en el mercado para dar el acabado deseado a una superficie de concreto endurecido. Sin embargo, hay que considerar que aunque se pueden obtener resultados similares removiendo la capa exterior del concreto el acabado será distinto dependiendo del método de aplicación.

Otra manera es acabar la superficie con medios manuales, para ello se emplean técnicas como el martillado, cincelado, descascarado, etc. Se pueden obtener texturas, dependiendo ello del tipo y tamaño del agregado y de la herramienta a emplear. Sin embargo esta técnica es costosa y debido a que puede obtenerse resultados similares con métodos mecánicos ya no es tan popular entre las constructoras, por lo que pasa a ser más de empleo artesanal.

Una técnica relativa con el sistema de post moldado es la de estrías martilladas, las cuales se producen fracturando manualmente de una manera uniforme para exponer el agregado de las puntas de las aristas del precolado cuando ya está fuera del molde. Este es un método que permite obtener una superficie rugosa uniforme, pero requiere de personal altamente capacitado y técnica capaz para así obtener el aspecto requerido.

Ahora como habíamos señalado al comienzo de este acápite se pueden emplear sopletes con chiflón de aire o de arena. El sopleteado con arena (sand-blast) de una superficie de concreto endurecido produce una apariencia muy diferente, pudiendose crear muchos efectos de textura, dependiendo de cómo se sopletee y de la dirección del disparo. Por otro lado el sopleteado con arena cambia la apariencia del concreto coloreado, obteniéndose tonos grises en un concreto de otro color, con un menor contraste entre los agregados y el concreto coloreado. Por lo tanto, el color del cemento y de la arena deben elegirse de manera que se mezclen con el color del agregado sometido al chiflón de arena, ya que predominarán los colores de la matriz cemento-arena. Los chifones abrasivos permiten por otro lado obtener acabados rápidamente y con un coste menor en obra; sin embargo hay que tener en cuenta los efectos ambientales del polvo generado y la seguridad del personal que trabaje aplicando estos métodos, porque pueden generarse problemas de salud en este al largo plazo.

Sopleteado (izquierda) y algunos resultados del trabajo (derecha)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...