Consideraciones para elegir y seleccionar un hidromasaje

Tenemos que tener en cuenta algunos detalles antes de incursionar en la compra de este tipo de artefactos, dado que pueden ser molestos para los vecinos y no colaboran con el uso razonable del agua.

Consideraciones para elegir y seleccionar un hidromasaje

Consideraciones para elegir y seleccionar un hidromasaje

Cuántos soñamos con relajarnos y perdernos del caótico ambiente citadino, sumergiéndonos en un baño caliente y disfrutar de un masaje. El sueño puede convertirse en realidad, o bien asemejarse a eso, si tenemos una tina de hidromasaje. Asimismo, tenemos que tener en cuenta algunos detalles antes de incursionar en la compra de este tipo de artefactos, dado que pueden ser molestos para los vecinos y no colaboran con el uso razonable del agua.

Este tipo de bañeras podrán aliviar los dolores de espalda y del cuerpo, además de que constituyen un elemento interesante para decorar nuestro baño. Pero antes debemos tener en cuenta algunos requisitos mínimos. Lo primero tenemos que ver es la capacidad de nuestra caldera, para que soporte la demanda del hidromasaje, sin privar de agua al resto de la casa.

Una vez que tenemos ese dato, tenemos que ir a la casa de venta y preguntarle al vendedor qué tipo de artefacto nos conviene comprar, ya que este dato, junto con las dimensiones físicas de nuestro cuarto de baño, nos privará de algunos modelos particulares. Existen diferentes estilos y tamaños pero no todos serán adecuados para nuestro proyecto.


Otros factores que tenemos que corroborar son la comodidad de la bañera y la presión de los chorros y el ruido que hace. Estas dos últimas características son importantes porque la vibración que produce la presión, puede afectar la paciencia de nuestros vecinos, en el caso de que vivamos en un edificio de departamentos.

Consideraciones para elegir y seleccionar un hidromasaje

Consideraciones para elegir y seleccionar un hidromasaje

En el caso de que varios modelos cumplan con la demanda de nuestro proyecto, tenemos que tener en cuenta la capacidad, porque también hay que pensar en disfrutar de un buen baño relajante pero tener cuidado con el consumo de agua.
 
Para la instalación se debe contratar un profesional que garantice una buena colocación, respecto de todas medidas de seguridad sobre todo en cuanto a la electricidad. También es necesario estar atento a la incorporación de un aislamiento acústico y térmico de su cuarto de baño.

Una vez que el hidromasaje está instalado es necesario tomar precauciones para aprovechar todas sus comodidades. Hay que intentar sumergir el cuerpo lo más que se pueda e intentar relajarse. Regule la presión y coloque los chorros de presión en las zonas que más duelan o estén más tensas. No hay que pasar mucho tiempo en el agua a altas temperaturas porque se puede sufrir una bajada de presión. Cuanto más caliente esté el agua, menor es el tiempo recomendado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...