Detectores de Monóxido de Carbono

Para evitar los riesgos que el exceso de monóxido de carbono puede traer, en algunos casos hasta la muerte, existen detectores de CO que funcionan como alarmas ante la acumulación de este gas maligno

Detector de Monóxido de Carbono

Detector de Monóxido de Carbono

Con la llegada del invierno se comienzan a utilizar con más frecuencia todo tipo de medios para lograr mayor calor en las habitaciones. Mantenemos encendidas las estufas y calefactores, cerramos puertas y ventanas, realizamos lo que sea necesario para no pasar frio.

Al realizar estas acciones, las habitaciones se ventilan menos y los riesgos de presencia excesiva de monóxido de carbono se hacen más grandes. Para evitar los riesgos que el exceso de monóxido de carbono puede traer, en algunos casos hasta la muerte, existen detectores de CO que funcionan como alarmas ante la acumulación de este gas maligno.

Cuando utilizamos aparatos que funcionan con combustibles basados en carbono (gas natural, petróleo, leña, gasolina, etc.), estos artefactos producen un gas que se realiza por la  combustión incompleta de dicho combustible. Este gas es el que conocemos como Monóxido de Carbono y es tóxico.


En el caso de los hogares, los calefones, estufas, cocinas, y parrillas de carbón o a gas son los elementos más comunes como emisores de CO.  Si la casa está muy cerca de fundiciones de acero, fábricas de papel y plantas productoras de formaldehido, también corren riesgos, ya que estos lugares son grandes generadores de Monóxido de carbono.

Sin embargo, la simple utilización de  calefones, estufas, cocinas o parrillas, no produce un exceso de CO si se tienen en cuenta algunos detalles. La acumulación se produce, por ejemplo, por:

  • Ventilación insuficiente.
  • Mal diseño de los ductos de ventilación o incorrecta instalación de los artefactos.
  • Mal estado de funcionamiento de artefactos o instalaciones.
  • Inadecuada ubicación o utilización de artefactos.

Como dijimos, una ayuda muy importante para estar tranquilos con la acumulación de Monóxido de Carbono son los detectores.

En este caso, los detectores tienen un funcionamiento muy simple. Controlan el aire y cuando observan la presencia de CO, activan una alarma. Una vez que la alarma es activada, se cuenta con el tiempo suficiente para evacuar el hogar y tomar los recaudos necesarios para eliminar el Monóxido de Carbono del aire de las habitaciones.

El Monóxido de carbono es un gas muy venenoso, incoloro e inodoro, difícil de detectar para el hombre. La instalación de estos detectores es muy importante para los hogares. Cuando lo hagamos debemos tener en cuenta algunos conceptos:

  • Debe instalarse a una altura mínima de 1,5 m. del suelo, en un lugar que nos permita escuchar su señal.
  • Se debe evitar instalar en lugares con temperaturas inferiores a -10ºC, superiores a +40ºC, zonas húmedas,  conmucho humo o emisiones de gases, cerca de salidas de aire acondicionado o ventiladores, detrás de cortinas o muebles.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...