Preparación del Mojito

Consigue la receta y los ingredientes del Mojito

El Mojito es un cóctel o trago sumamente refrescante y agradable de tomar, sobre todo en las noches tropicales y/o calurosas, y en buena compañía. Su nombre parece ser una derivación de Mojo, que en los ritos africanos importados a América por los esclavos es una especie de pócima con poderes mágicos que se puede utilizar también para conseguir la curación.

La historia del Mojito es ambigua. Nadie se atreve a asegurar cuándo apareció tan exquisito trago. Para desentrañar el misterio es bueno conocer los posibles orígenes:

Por un lado parece que antes de la existencia del Mojito tal como lo conocemos, con ron, azúcar, hierbabuena, lima y sifón; éste era una mezcla en la que el aguardiente de caña de azúcar ocupaba el lugar del ron, y se llamaba Draque en honor a Richard Drake, pirata inventor de este cóctel que vivió en el siglo XVI, y al que no hay que confundir con Francis Drake. Algunos afirman con rotundidad que se trataba de un cóctel milagroso que podía curar algunas enfermedades (imaginamos que la timidez era, sin duda, una de ellas).

Pasado el tiempo se sustituyó el aguardiente de caña por el ron, siendo desde entonces exacto al actual Mojito.

Por otra parte encontramos la historia en la que el club La Bodeguita del Medio es protagonista indiscutible en la génesis de este trago. Sin lugar a dudas, éste conocido local cubano, en el que el mismísimo Ernest Hemingway acostumbraba a beber Mojitos, es el sitio que se ha consagrado como cuna (natural o de adopción, depende de la historia que escojamos) del mítico cóctel Mojito. Según otras fuentes, este cóctel se inventó en Cuba durante la ley seca americana, allá por los años 30 del siglo XX, cuando los estadounidenses que querían tomar alcohol legalmente tenían la opción de bajar a Cuba a por un buen trago. Muchos de estos “turistas del alcohol” estaban acostumbrados a mezclar Bourbon de forma similar al Mojito, pero como en Cuba no había este tipo de destilados, lo cambiaron por Ron blanco, dando origen al Mojito.

De una forma o de otra, el auténtico Mojito puedes servirlo en casa con estos ingredientes:
-dos ramitas de hierbabuena o menta.
-una cucharadita de azúcar (mejor si es moreno).
-una lima partida en cuatro.
– ron blanco.
-soda o agua con gas.
-hielo en cubitos (mejor si los partes por la mitad golpeando los cubitos en la mano con la mano del mortero).
-una o dos gotas de angostura (opcional).

MODO DE PREPARACIÓN:

En un vaso alto de calibre mediano se pone la hierbabuena, el azúcar y la lima, y se machaca con la mano del mortero o algún otro objeto romo con el fin de extraerle el jugo. Después se añade el ron al gusto, el hielo y la soda. Se mueve bien de abajo a arriba para mezclar los ingredientes y… ¡listo para tomar en buena compañía!

Imágenes: Portrait of Richard Drake, in the National Maritime Museum, Greenwich, oil on panel, 911.4 x 711.2 mm por George Gower en Wikimedia Commons
Mojito por Pierr09 en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...