Tolerancias a defectos en obras de hormigón

Actualmente y de acuerdo a los estandares en la industria de la construcción, el aspecto final del acabado del concreto es muy importante, debido a ello hoy en día se pueden obtener una gama bastante amplia de calidades para la superficie de este material.

Actualmente y de acuerdo a los estandares en la industria de la construcción, el aspecto final del acabado del concreto es muy importante, debido a ello hoy en día se pueden obtener una gama bastante amplia de calidades para la superficie de este material. Este efecto estético de una superficie de hormigón arquitectónico depende de factores que tienen que ver directamente con la calidad del cemento y los materiales agregados empleados; asi como del tipo de acabado que se requiera de acuerdo a las especificaciones de obra. Sin embargo algo muy importante al respecto es disponer de parámetros de calidad, los cuales permiten la comunicación en el mismo lenguaje entre el diseñador del proyecto, los constructores, los supervisores y los prefabricadores.

Si nos referiomos a defectos, estamos hablando del deterioro del concreto arquitectónico en relación con su valor estético y su utilización como medio visual. La mayor parte de estos defectos pueden ser evitados en el momento de la planeación, o incluso antes, si se toma la precaución de que un consultor o algún productor experimentado asesore al arquitecto o diseñador.

Para enumerar las tolerancias se deben considerar una serie de criterios, que en el caso de estas se pueden clasificar cuatro tipos. El primero de ellos tiene que ver con la flexibilidad, y se relaciona con defectos que no necesariamente deben ser corregidos por no afectar a la obra  tanto en su arquitectura como en su ingeniería. El segundo criterio se relaciona con los defectos visibles, que pueden considerarse ordinarios o de formación normal en la edificación, siendo su características el ser tolerables y no demandar gastos importantes para su corrección. Un tercer criterio contempla especificaciones estrictas y por tanto defectos que deben ser corregidos para no ir en contra de ellas. Por último existe el criterio relacionado con defectos particulares, de naturaleza no previsible y que afectan la estructura o arquitectura de la obra, estos implican especificaciones rigurosas y alto costo de reparación y se justifica su corrección en obras donde la estética y el aspecto visual tiene una importancia primordial.

Una obra muy bien terminada – via en placa de Toledo


Los criterios anteriores deben ser tomados bien en cuenta y se debe observar también el proceso de construcción de los elementos prefabricados, partiendo de la etapa de planificación de la obra, pasando por el transporte hasta la puesta en servicio. Es importante analizar las causas de defectos y el como evitarlos, teniendo en cuenta las condiciones de trabajo en planta, las modalidades y forma de trabsporte así como las maniobras y colocación de la pieza prefabricada en obra.

Los criterios de tolerancia deben variar según la parte del edificio, de esta forma el primer nivel de éste debe ser clasificado más severamente que los demás niveles; por otra parte, un muro puede ser calificado con más severidad por sus variaciones de tono que por sus defectos superficiales locales poco visibles desde lejos.

Valoración de las propiedades del concreto arquitectónico

Muchos de los defectos en el concreto arquitectónico prefabricado son visibles una vez terminada la obra, cuando las piezas pre fabricadas ya están colocadas in situ y estamos a la espera de la supervisión y por lo tanto de la aprobación del trabajo final. Sin embargo es conveniente considerar que muchas de las propiedades del concreto arquitectónico pueden medirse y estandarizarse. Podemos tomar como referencia los puntos señalados en el manual de «Concreto Arquitectónico» publicado por Baubertung Zement, el cual señala como principio de valuación el siguiente “El concreto arquitectónico debe ser evaluado cuando ya esté en uso, desde una distancia razonable y según el tipo de estructura del edificio». De acuerdo a lo señalado en el manual mencionado, hay tres requisitos fundamentales para considerar un buen concreto terminado libre de defectos y sólo podrán cumplirse de manera parcial: el primero es la prevención de eflorescencia (aparición de sales en el concreto terminado), el segundo se relaciona con la  prevención de manchas (producto en algunas veces por el empleo de agregados de baja calidad) y el tercero es la prevención de superficies porosa no uniformes (debido al poco tiempo de curado o poco vibrado). Estas tres caracterísicas siempre aparecerán en la pieza prefabricada pero bajo límites permisibles; por otro lado la existencia de microfisuras puede permitirse siempre y cuando el agrietamiento sea menor a 0.1 mm de ancho y no sea de profundidad.

Algunas causas de defectos e imprecisiones.

Los defectos e imprecisiones en elementos de concreto prefabricado pueden resultar por las siguientes causas: las inherentes al diseño, las derivadas del proceso de fabricación y el montaje y las resultantes por la colocación y manipuleo de la estructura en la obra misma. Es necesario determinar si las imprecisiones son debidas al componente o su incorporación al edificio.

La tolerancia de fabricación será determinada por las imprecisiones en dos aspectos de la prefabricación como son las impresiciones en el molde y la contracción del concreto. La primera de ellas se relaciona con los defectos en los moldes debido a su uso (arme y desarme constante). Los moldes pueden ser construidos generalmente con una precisión inicial de 1 mm, pero dependiendo del material del molde para cada colado subsecuente se llegan hasta valores de 3 mm, fuera de los cuales deben ser desechados o reacondicionados para poder seguir empleándolos. El segundo aspecto es el relacionado con  la contracción del concreto, la cual depende de la relación agua-cemento y del tipo de agregado y de cemento usados en la mezcla; hay que considerar que este tipo de contracción puede variar de 0.10 a 0.01 por ciento, buscándose que no exceda el 0.01 por ciento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...