Cómo hacer tinte vegetal para textiles

Si te encantan las manualidades y te gustaría personalizar los textiles del hogar, te traigo esta alternativa tan simple y divertida: ¡tiñe telas blancas con tintes vegetales!

Tintes naturales

¿Habéis oído eso de tinte vegetal? Se ha puesto bastante de moda en los últimos años y ya encontramos muchos textiles decorados con este procedimiento tan curioso, pero solemos acostumbrarnos a ver los acabados ya hechos por otros, así que os voy a explicar cómo podéis crear vuestros propios tintes vegetales para aplicarlos libremente en vuestros tejidos y crear colores explosivos salidos de la tierra. ¿Nos ponemos con ello?

Por ejemplo, en la imagen tenemos el caso de un mantel blanco que ha adquirido el color de la remolacha. Tras una recolecta de vegetales, podemos seleccionar aquellos cuyo color más nos agrade y proceder a aplicarlo a nuestros textiles. Necesitamos eso sí que sean de color blanco. Será necesario que pongamos a remojo el tejido en vinagre blanco, ya que esto ayudará después a que el tinte vegetal se adhiera a la tela. Mientras lo dejamos impregnándose en vinagre, procederemos a crear nuestro tinte.

Es fácil: pondremos una olla grande de agua a hervir. Iremos pelando, cortando y troceando las verduras seleccionadas. Algunas las licuaremos para hacerlas puré. Cuando lo tengamos listo, verteremos el puré y algunos trozos de verduras en la olla con agua hirviendo y lo cocinaremos todo a fuego lento durante una horita aproximadamente, como si acaso fuésemos a hacer una crema de verduras. Cuando haya pasado ese tiempo, pasaremos el caldo a un cubo grande donde poder añadir el tejido sin que se salga y dejarlo teñir. Será tan fácil como introducir la tela en el caldo vegetal y dejar que se impregne bien con el tinte final. Esperaremos entre 10 y 30 minutos, dependiendo de la intensidad del color. Y una vez hecho esto, extraeremos la tela y la tenderemos para dejarla secar.

Como veis es una manualidad de lo más sencilla que puede dejarnos tejidos coloridos y bonitos para el hogar y con la que los más pequeños podrán participar y divertirse viendo qué colores producen las verduras. Es un proceso bastante simple que no requiere ser preciso en cada paso, por lo que cualquiera puede desarrollarlo en casa sin problemas. A juzgar por el experimento que nos deja el blog A Subtle Revelry, el color se impregna de forma homogénea en todo el tejido. Habrá que problarlo, ¿no?

Fotos: Madison60

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...