¿Cómo hacer un fanal?

Los fanales son elementos decorativos muy utilizados para ambientar espacios. Pero su uso no se limita solamente a la decoración, ya que también iluminan. Son originales, elegantes, modernos y tienen diversas funciones. Veamos en este post cómo hacer un fanal en pocos pasos.

Los fanales son elementos decorativos muy utilizados para ambientar espacios. Pero su uso no se limita solamente a la decoración, ya que también iluminan.

¿Cómo hacer un fanal?

La combinación de su forma y su doble función hace que los fanales sean originales, elegantes y al mismo tiempo modernos. Con ellos podremos decorar y dar una iluminación distinta y especial a diferentes sectores de la vivienda como, por ejemplo, a rincones, sofás, mesas ratonas y hasta en el jardín al lado de alguna planta o de la piscina. A su vez, son una buena opción a tener en cuenta al momento de decorar una fiesta o para entregar como recuerdo de un evento.

Y ahora que ya sabemos sobre estos elementos llega el momento de saber ¿Cómo hacer un fanal? A continuación nos adentramos en el paso a paso para hacer un fanal y decorar e iluminar algunos sectores de la vivienda con estos originales y prácticos iluminadores.

¿Cómo hacer un fanal?

Materiales

  • Molde para fanal. Esto se puede hacer de forma casera colocando en un recipiente cuadrado o redondo otro recipiente más chico, de tal forma que entre ambos quede un espacio aproximado de un centímetro (que es donde verteremos la parafina).
  • Parafina (aproximadamente 400 gramos de parafina para un fanal de tamaño normal)
  • Colorantes, sólo si desean
  • Esencias
  • Desmoldante

Pasos para hacer el fanal

  • Primero preparamos el molde para fanal. Para esto con una servilleta de papel pasamos desmoldante sobre el recipiente.
  • Ponemos a derretir la parafina a baño maría. Una vez que esta derretida medimos la temperatura y cuando esté entre 60º y 65º lo vertemos en el molde hasta que llegue al tope.
  • Dejamos enfriar alrededor de cuatro horas y cuando este bien frio retiramos el molde y contramolde con mucha precaución y cuidado.
  • Dentro del fanal colocamos sal gruesa, un poco de esencia (sobre la sal gruesa) y una velita de noche.

Con esos simples pasos nuestro fanal ya está terminado. Ahora bien, si le queremos dar un toque rustico podemos coger un cepillo de alambre y raspar los distintos lados del fanal.

Otra variante

Otra variante de decoración consiste en añadirle un ramito de ramas secas. Para esto debemos calentar una varilla para realizar dos perforaciones en un mismo lado del fanal, considerando una distancia de dos centímetros aproximadamente. Por allí pasaremos la cinta para atar las ramas.

Luego, para darle una “patina envejecida”, pasamos sobre el fanal una servilleta con un poco de betún de Judea.

Por otra parte, buscamos algunas ramas secas por algún lado (en nuestro jardín, en la plaza, en la vereda, etc.) y las atamos con un hilo encerado. Por último, las unimos al fanal con el mismo hilo o con otra cinta de color.

Fuente y Foto: Entremujeres

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...