Cómo instalar estores enrollables (incluye vídeo-tutorial)

Disfruta de las ventajas de los estores enrollables y aprende a instalarlos sin dificultad en apenas tres pasos. ¡Sigue esta guía!

estor

Cuando queremos acabar de decorar una ventana, no siempre la mejor opción es una cortina debido a que los pliegues de la misma pueden abultar más de lo necesario, puede que la ventana esté justo encima de una mesa y no sea lo más apropiado o que la ventana sea pequeña y una cortina resulte inadecuada. Para todos estos casos y muchos otros, tenemos una segunda alternativa muy interesante como es la de los estores. Estos tejidos se enrollan sobre un eje permitiendo un uso diferente del espacio y nos ofrecen así mismo otras ventajas a tener en cuenta, como por ejemplo la facilidad de limpieza de su superficie, el atractivo de la opacidad del tejido y su cometido decorativo y funcional. En este sentido, el estor actúa de filtro tanto de la luz natural como del paso de frío y calor al interior de cada estancia.

Para la instalación de un estor enrollable no necesitamos tener conocimientos específicos de bricolaje ni numerosos materiales, nos bastará un metro, un lápiz o marcador, un martillo, unos tacos y unos tornillos. Algunas de estas piezas (junto a otras) figurarán en el embalaje de nuestro estor si lo acabamos de comprar.

El primer paso será tomar las medidas oportunas para la instalación. Tomaremos el ancho del ventanal y le sumaremos por cada lado 10 centímetros. Marcamos con el lápiz. A continuación mediremos el alto y el bajo; por la parte de arriba le sumaremos 15 centímetros; por la parte inferior de la ventana, marcaremos allí donde queramos que sea hasta donde cuelgue nuestro estor.

Con todas estas medidas efectuadas, pondremos los soportes que sujetan el estor en la pared. Siguiendo las distancias marcadas con el lápiz, colocaremos en cada extremo superior de la ventana los dos soportes, uno a la derecha y otro a la izquierda. Lo haremos individualmente. Colocaremos el primero (bien en la pared o en el techo, según el tipo de estor), marcaremos los agujeros donde van los tornillos que sujetan el soporte y procederemos a realizar los taladrados, colocar tacos y finalmente fijarlo con tornillos. Repetiremos el mismo proceso con el otro soporte en el otro extremo.

Con ambos soportes sujetos a la pared, solo tendremos que agarrar el eje del estor, colocar uno de los extremos en uno de los dos soportes y, después, con un sistema de «clic» normalmente, enganchar el otro extremo del eje en el otro soporte. El estor quedará completamente enganchado y podremos empezar a disfrutar de nuestra nueva ventana. Una tarea de lo más sencilla. Recordad que existen muchísimos modelos de estores y lo difícil no será instalarlo, sino elegir el mejor antes de comprarlo. En la actualidad ya existen estores motorizados que pueden brindarnos una comodidad extra.

Foto: Estorweb .com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...