Cómo personalizar un jarrón

Coge tu antiguo jarrón de cristal y enróllalo con un poco de cuerda natural, combinada con cuerda sintética; renovarás el recipiente con mucha originalidad y de una manera muy simple.

Jarron decorado con cuerdas

¿Quién no tiene un jarrón o un florero encima de la mesa o allí, bien puesto, en el recibidor? Lo que pasa es que con el tiempo el recipiente se va envejeciendo y requiere una manita de renovación, o puede que simplemente nuestros gustos hayan cambiado y ese precioso jarrón de flores que teníamos ya no sea tan bonito como nos pareciera hace unos años. Hoy hablaremos de cómo podemos crear nuestros propios jarrones o floreros personalizados, de tal forma que podamos ahorrarnos un dinerito y conseguir un tipo de decoración muy original y personal.

Tal vez podamos utilizar de base nuestro antiguo jarrón o puede que queramos empezar desde cero. En cualquier caso, lo que necesitaremos es un recipiente. Según para que lo vayamos a utilizar finalmente, este recipiente puede ser de distintas formas: más alto, más ancho, para colocar flores, para poner piedras decorativas… En el caso de la imagen (del blog Remodelista) se han utilizado unos cuencos de cristal de esos que venden en el Todo a Cien o de los que solemos tener por la cocina.

Todo lo que necesitamos para personalizar nuestro recipiente es un poco de cuerda de dos tipos: natural y sintética (esta última en varios colores diferentes, cuanto más vivos, más contraste visual tendrá). También necesitaremos un poco de cola de pegar y un pincelito para aplicarla. Como veis, son materiales muy accesibles y económicos, que hacen que cualquier persona pueda llevar a cabo su propia manualidad. El proceso es más bien simple: limpiaremos bien la botella de polvo y otras partículas. A continuación, aplicaremos el pegamento por diferentes zonas empezando por la parte superior, y rápidamente comenzaremos a enrollar la cuerda natural alrededor del recipiente. Cuando consideres que hay suficiente y necesita introducirle un nuevo color, continúa ahora con la cuerda sintética de color y dale unas cuantas vueltas más… Después vuelve con la cuerda natural y remata el diseño final con otra cuerda sintética de un nuevo color.

Con esta simple operación, podrás estar entretenido toda la tarde -especialmente ahora que viene Navidad y seguro que tienes muchos días libres-, y conseguirás renovar la apariencia de tus jarrones y recipientes de cristal con un poco de cuerda. El resultado final dependerá siempre de los colores que elijas, ¡no lo olvides! Sorpréndete a ti mismo de tu propia creación con un jarrón diferente y muy original.

Vía: Remodelista 

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...