Paso por paso como enyesar un muro de ladrillos

Enyesar un muro de ladrillos puede parecer muy difícil y agotador, sin embargo esto no es tan así. Necesitaremos algunas herramientas, materiales y un poco de predisposición. De esta forma, siguiendo 5 simples pasos que desarrollamos en este post, podremos lograr hacer el trabajo y conseguir el objetivo de una manera sencilla y práctica.

Paso por paso como enyesar un muro de ladrillos

Los muros de ladrillo son muy comunes en las construcciones, quizás no tanto en los hogares, ya que deberíamos restringirnos a aquellas que presenten un tipo de decoración más rustica. Me refiero, claro está, a los muros de ladrillos que mantienen su apariencia. En la mayoría de los casos lo más común es realizar el muro de ladrillos, pero luego revestirlo de algún modo.

Justamente, en esta oportunidad de eso les quiero hablar. Ya sea para revestir el muro una vez realizado, o para aquellos que ya cuentan con una pared de ladrillos pero quieren cambiar el estilo, a continuación conoceremos los pasos a seguir para poder enyesar un muro de ladrillos.

Lo primero que tendremos que hacer es conseguir los materiales y herramientas. En dicho sentido necesitamos: Baldeas y bateas, yeso, cincel, espátula, gafas de seguridad, guantes, listón de apoyo, llana, martillo, nivel de burbuja, plomo y regla.

El trabajo previo que debemos realizar antes de comenzar es el de poner el listón o regla en forma vertical y paralela al muro, con el objetivo de chequear las diferencias que pueden existir en el espesor y el nivel de la superficie. El espacio que queda entre el listón y el muro es lo que se debe rellenar, y es esa separación lo que determina el espesor del tope o trozo de cerámica que se va a usar.

Ahora sí, el primer paso será el de picar el muro. Con la ayuda de un cincel y martillos, debemos puntear la superficie. Esto servirá para aumentar la porosidad del muro, y así el yeso se adherirá mejor.

El segundo paso será el de fijar los topes. Con esto nos referimos a formar dos guías maestras, que se ubicarán a una distancia de 40cm de cada lado del muro, y que servirán para marcar el espesor de la capa de yeso. Fijaremos con un poco de yeso 2 trozos de madera muy fina en la parte superior del muro (La distancia entre estos topes debe ser menor al largo del listón que se use para arrastrar y emparejar el yeso). Luego, desde los topes que hemos colocado arriba tiraremos el plomo para así determinar la buena posición del segundo tope de cada guía maestra. La punta del plomo será la ubicación donde coloquemos el segundo tope.

En el tercer paso debemos rellenar las maestras. Los verticales que forman el tope deben ser rellenados con yeso, procurando que el relleno quede al ras del tope. Luego, con la espátula y la llana, echaremos mortero en la vertical y lo esparciremos con el listón para que quede parejo.

Enyesar el muro será el cuarto paso. Cuando las maestras estén bien secas, comenzaremos a realizar el relleno del muro.  Para ello esparciremos con la llana una buena cantidad de yeso, el cual iremos reglando con el listón. En este punto lo recomendable es ir haciéndolo por zonas y comenzando desde abajo.

En el quinto y último paso tendremos que fijar los topes. Cuando el yeso se vaya secando, pasaremos el listón y la llana para que la superficie quede bien pareja.  No olvidemos, antes que el yeso se endurezca, retirar la maderita que utilizamos como tope y retapar el agujero.

Finalmente, para que el acabado sea perfecto, dejaremos secar 48 horas, aplicaremos pasta muro, lijaremos y pintaremos el muro.

Fuente:  Hagalo usted mismo

Foto: Muro de ladrillos por rcordella en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...