Una mesa de cartón para los más peques

Con todos los detalles que un niño puede desear, esta mesa de cartón será el escritorio perfecto para que pueda pasar el tiempo dibujando o haciendo sus deberes.

Mesa carton infantil

Recuerdo que cuando era niño me encantaba hacer mis propias manualidades, será que cuando eres más pequeño la imaginación vuela más alto y me pasaba las tardes elaborando trampillas secretas en los cajones, huchas ocultas bajo la cama y botes para lápices, y todo ello con la mera utilización de cartón. Y lo cierto es que acababa más que satisfecho con el resultado final. Por eso cuando he encontrado este maravilloso diseño en Pottery Barn Kids me he enamorado al instante y he sabido a la primera que este es el escritorio que puede hacer feliz a cualquier niño.

El diseño recibe el nombre de DIY Pop-Up Desk y se trata de una mesa hecha completamente de cartón, pero con toda la elegancia que se puede permitir este material. Para empezar se ha seleccionado un cartón no muy grueso, pero sí bastante rígido que ofrece aparentemente un buen equilibrio y punto de apoyo. El cartón no es sino una mera caja rectangular, tumbada sobre el suelo, abierta por los dos extremos y, eso sí, con una estética totalmente cuidada: ni manchas, ni etiquetas, ni desgarrones. Pero el atractivo de esta mesa va más allá de todo esto porque el autor de esta genialidad ha decidido añadir decoración extra y ha colocado cintas de colores en las esquinas, un tapete blanco sobre la superficie para trabajar e incluso accesorios ligeros como esa minipapelera de plástico enganchada en uno de los laterales de la caja.

Los detalles continúan aunque en la foto no se puedan apreciar bien, porque el escritorio posee una extensión lateral en la que se ha incorporado otra caja de cartón más pequeñita y en la que se han incorporado dos cajas de plástico para formar una especie de cajonera. El conjunto es realmente llamativo, sobre todo porque permite ser utilizado por varias personas o al menos de diferente manera como muestra la fotografía: bien sentados en una silla, o bien metidos dentro de la caja y tumbados en el suelo. Y aunque a nosotros nos pueda parecer incómoda esta posición, ya sabemos que a los peques les encanta pasar más tiempo en el suelo que de pie, aunque sea para dibujar o hacer deberes.

Si todavía no habéis visto la parte positiva de todo esto, os resumo aquí que se trata de un escritorio infantil que podemos realizar nosotros mismos con escasos materiales. ¡Nunca una mesa había sido tan barata ni tan divertida ni, mucho menos, tan original!

Fuente: Pottery Barn Kids

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...