Así podrás diseñar tu oficina en casa

Para diseñar una oficina en casa, debes hacerlo como si estuvieras en la oficina. Eso significa usar mobiliario cómodo, cuidar el orden y la limpieza, buscar colores neutros e iluminar correctamente

Diseñar oficina en casa

En estos tiempos que corren, el teletrabajo ha pasado a ser una realidad que acompaña a miles de personas. Esto supone que hay que montar una oficina en casa, con la cual podrás teletrabajar de forma cómoda.

El problema es que la oficina en casa muchas veces está mal diseñada, no teniendo las mismas características que la tradicional. Eso hace que algunas personas tengan poca productividad y eficiencia. Por este motivo, vamos a ver cómo puedes diseñar la oficina perfecta en casa.

Trucos para diseñar una oficina en casa

Lo primero es la iluminación, la cual es fundamental a la hora de trabajar de forma cómoda y segura. En este caso, tiene que primar la luz natural, así que se aconseja colocar el escritorio en una pared bien iluminada, donde entre la luz por una ventana.

Eso sí, también hay que agregar luz artificial, especialmente si nos ha tocado trabajar de tarde o de noche. Utiliza una lámpara con luz fría, la cual ayuda a sentirnos con más energía. La luz general de la habitación suele ser cálida, algo que no siempre es bueno para sentirse con energía por la noche.

Lo segundo es escoger los muebles, incluyendo la silla y la mesa de escritorio. Aunque el diseño sea importante, el factor que debes tener en cuenta es la comodidad, ya que vas a pasar muchas horas ahí sentado.

Busca una silla ergonómica, con unas medidas mínimas y un escritorio de la altura correcta, que permita estirar las piernas. Recuerda que las empresas tienen medidas la ergonomía para trabajar muchas horas, así que debes hacer tú lo mismo en tu oficina en casa.

Generalmente, los lugares de trabajo en casa deben ser neutrales y limpios, tal y como son en la oficina tradicional. Lo mejor es tener la mesa del escritorio lo más limpia posible, no dejándote llevar por el desorden porque el jefe no esté cerca. Además, apuesta por el color blanco y los tonos neutros en la estancia.

Eso sí, también se pueden usar otros colores según la tarea que quieras hacer. Si necesitas relajarte, apuesta por añadir elementos de color rosa o azul. En cambio, si necesitas estimularte, apuesta por el rojo y el naranja.

Otra cosa importantísima es el orden, es decir, encontrarlo todo rápidamente. Por ejemplo, utiliza estanterías, cajas y accesorios para tenerlo todo colocado y a la vista. De nuevo, imagínate que estás en la oficina y que el jefe está delante, ordenando la oficina en casa como si fuera a ser inspeccionada por un superior.

Eso sí, esto no significa que no puedas colocar las cosas a tu gusto. Si quieres, puedes colocar alguna cosa que te motive, como algún póster motivador o algo que te ayude a trabajar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...