Casitas modulares en la oficina: trabajando cómodamente

Malcew es el diseñador de estas casitas de árbol que pretende incoporar en las oficinas para crear áreas de trabajo con cierta privacidad y comodidad que permitan una mayor concentración.

Casita modular para oficina

Compartir espacio en una oficina es lo habitual: una sala llena de mesas, sillas y ordenadores, desplegados uno al lado del otro que favorecen el trabajo en equipo. Pero hay quien prefiere concentración y una cierta privacidad en su trabajo, como es el caso del creador de estas casitas de árbol concebidas como espacios modulares independientes para introducir como parte del mobiliario en una oficina. La idea es de Dymitr Malcew, un diseñador que podemos encontrar en Internet con una gran variedad de proyectos únicos e innovadores por delante, entre ellos éste que os presento aquí que ha sido bautizado como Break-out Furniture.

Este mueble de madera guarda la forma básica exterior de una casita: dos líneas rectas a los laterales y un tejado puntiagudo. Es un espacio totalmente abierto y por tanto facilita la comunicación con el resto de dependencias y trabajadores pero de alguna manera ese techo y esas estrechas paredes laterales nos enmarcan en un área de trabajo específica con cierta privacidad, pero sobre todo con mucha más comodidad. Porque lo que encontramos en el interior son tres enormes cojines, muy cómodos a simple vista que podemos distribuir como mejor nos parezca, y de un color llamativo como el azul cielo o el verde green. El color de los pufs lo comparten las paredes interiores de la estructura, creando un colorido único y llamativo, gracias a esa especie de forraje o fieltro que cubre absolutamente todo en el interior de la casita.

Además, una de las paredes laterales presenta una serie de estantes para apoyar libros, papeles, o cualquier otro material de trabajo. Como decía los pufs se pueden organizar de muchas maneras porque se trata de asientos modulares que pueden colocarse fuera o dentro de la casita, dejando más espacio en su interior o menos. Asimismo, estas casitas se pueden unir de dos en dos para formar un espacio más amplio o si queremos realizar alguna pequeña reunión entre varias personas. Sin duda se trata de un espacio de trabajo muy relajante para llevar a cabo la lectura de un informe tumbado, o la redacción de un trabajo sentado cómodamente con el portátil. La combinación de la madera natural del exterior con esos colores intensos del interior le ofrecen un aspecto muy vistoso para una oficina, aunque lo cierto es que a mí me siguen pareciendo más un espacio hogareño de dormitorio que un área de trabajo.

Fuente: y foto: Dymitr Malcew

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...