La increíble cúpula del despacho de Wade Davis

La imaginación de este diseño rescata la mejor cara de las bibliotecas privadas y convierte este despacho en una auténtica maravilla. ¡Echa un vistazo a esta cúpula llena de libros en el despacho de Wade Davis!

Despacho circular

Llevo mucho tiempo detrás de una idea que me parecía realmente interesante para llevar a cabo en mi futura casa, y me he quedado de piedra al ver que alguien se me ha adelantado. Así que no me queda otra que compartir esta fantástica aportación al mundo del interiorismo y, especialmente, para todos aquellos apasionados por la literatura. Y es que lo que os traigo hoy es el despacho de un redactor del National Geographic, Wade Davis, y como podéis observar en la fotografía, el despacho ya es en sí una maravilla, con esa extensísima mesa que recorre el fondo de la estancia, utilizando las paredes laterales y frontal, y formando una especie de U. Justo encima de esa pedazo de mesa, el despacho cuenta con otra superficie igualita, un poco más estrecha, que sirve a modo de estantería. Pero, pese a todo el espacio disponible para almacenar objetos, Wade Davis ha sabido mantener un equilibrio impecable del orden y prácticamente todo lo que encontramos son cuadros y adornos varios que decoran la sala con mucho gusto.

Sin embargo, no es nada de eso lo que nos llama la atención. Allí, en el techo, justo encima de nosotros, se abre un gran agujero. El despacho cuenta con una preciosa cúpula, abierta en lo alto del todo a la luz del exterior gracias a un ventanal cuadrado. Y esa maravillosa cúpula que se parece tanto a la de cualquier iglesia, ha sido utilizada a modo de biblioteca. Concretamente, la cúpula tiene cinco estanterías que ocupan de lado a lado todo el espacio, unas superpuestas sobre otras, y cada una de ellas está absolutamente repletas de libros. Una biblioteca original, diferente y absolutamente bonita.

Para poder acceder a todos estos libros, el diseñador de esta idea, Travis Price, no se ha complicado mucho: una escalerita de mano bonita arranca del suelo y apoya en el borde de la cúpula, permitiendo acceder a ese pequeño universo de literatura. La claraboya del techo ilumina todo el espacio creando una mayor sensación de amplitud, pero supongo que la cúpula también contará con algún tipo de iluminación artificial entre las estanterías, por si en plena noche Wade Davis sufre la tentación de iniciarse en alguna nueva lectura. A mí este despacho me ha convencido. No sé si en el futuro acabaré haciendo lo mismo, pero sin duda alguna, la idea es muy digna de imitar.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...