¿Qué es la decoración industrial o de estilo industrial?

El estilo industrial viene de la Nueva York de mediados del siglo XX. Apuesta por materiales metálicos o de madera con carácter, además de estructuras a la vista y colores sobrios. También destaca el minimalismo, la amplitud, la luminosidad brillante, el uso de materiales reciclados, textiles desgastados y el uso de algunas piezas icónicas

Estilo industrial

La decoración industrial forma parte de la cultura popular desde hace muchos años. Se trata de un estilo atemporal, creado a partir del abandono y ocupación de viejas fábricas del Nueva York de la década de los cincuenta y sesenta, siendo un estilo muy característico que ha perdurado a lo largo de los años.

Si quieres conocer más sobre la decoración o estilo industrial, te contaremos más sobre sus particularidades. Además, te enseñaremos a crear tu propia decoración con este estilo y a tener una casa de película.

Así son las características más llamativas del estilo industrial

El estilo industrial apuesta por los espacios abiertos, materiales metálicos e incluso por piezas oxidadas. Además, apuesta por otras características que le dan ese toque único y diferente a todo lo demás.

Colores sobrios

Al igual que ocurre en otros estilos, se apuesta por una base de colores neutros y sobrios. Eso es porque la estructura de la casa y los materiales son la base de la decoración, así que unos colores muy chillones podrían desviar la atención.

Minimalismo

Un estilo industrial no podría ser tal sin un ambiente espacioso y minimalista. Los ambientes son muy funcionales, no están recargados de muebles y solamente se tiene lo imprescindible. De nuevo, esto se hace para que la atención recaiga solo en las estructuras y materiales y no tanto en los muebles. Además, recrea el aspecto de loft espacioso de los originales.

La decoración industrial apuesta por la «desnudez»

Sin duda, lo más reconocible de este estilo son sus estructuras «al desnudo». Eso supone mostrar las tuberías a la vista, paredes con ladrillo visto y también las vigas de la casa. Son los verdaderos protagonistas de la casa, así que es imprescindible que la atención esté sobre ellos. Es más, incluso si hay materiales oxidados y desgastados será algo positivo, dándole más personalidad al hogar.

Materiales con carácter

En este estilo industrial no solamente importan las estructuras, sino los materiales. Si combinas las vigas y el ladrillo visto con muebles y objetos hechos de madera, hormigón o acero, conseguirás reflejar perfectamente el estilo original de las fábricas de Nueva York.

Los materiales también deben estar «desnudos», es decir, sin aplicar pintura o yeso, especialmente la madera, la cual aportará calidez al hogar. También se pueden añadir algunas piezas vintage o rústicas, incluso utilizando objetos hechos con material reciclado.

Luminosidad y amplitud

El estilo minimalista sirve para que el hogar tenga amplitud, es decir, para que haya mucho espacio entre los muebles. Además, también apuesta por la luminosidad, con techos muy altos, grandes ventanas y una estructura tipo loft sin paredes. La luz dará una mayor sensación de espacio y amplitud, es decir, parecerá que tienes más metros.

Cómo hacer tu propia decoración con estilo industrial

Aunque lo ideal es tener paredes de ladrillo visto y tuberías, todavía puedes darle un toque industrial a tu casa aunque no tengas opción de hacer reforma. Solamente tienes que seguir los siguientes consejos:

  • Mejora la iluminación: la iluminación es importante en este estilo y no sólo por la cantidad de luz, sino por el toque brillante que aporta ese estilo. Puedes usar focos parecidos a los del cine, lámparas metálicas o incluso usar bombillas vistas sin lámparas, algo que es muy típico de las fábricas antiguas. También maximiza la entrada de luz natural siempre que sea posible.
  • Utiliza textiles con personalidad: para conseguir una mayor personalidad en este estilo, puedes usar textiles de varios tipos. Busca patrones desgastados o sobrios para conseguir ese toque industrial, además de otros como cuadros escoceses.
  • Recicla materiales que tengas por casa: el estilo industrial se nutre de los materiales reciclados, así que podrás decorar tu casa con lo que tengas por casa sin gastar un euro. Podrás hacerte una mesa con palets, utilizar cajas como estanterías o incluso utilizar una maleta como una mesilla de noche. No solamente te ahorrarás dinero, sino que le darás al hogar el toque que estás buscando.
  • Apuesta por muebles icónicos de esta tendencia: hay objetos y muebles que van de la mano con este estilo desde hace años. Apuesta por un sofá Chester de cuero o una mesa con sobre de madera y patas de hierro. Eso sí, respeta siempre el estilo minimalista, sin recargar la estancia.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...