Un gallinero con mucho estilo

Matthew Hayward ha diseñado este curioso corral de mucho glamour para que podamos integrar un gallinero en cualquier hogar, por moderna que sea su decoración, y mejorar la calidad de vida de nuestros animales de granja.

Gallinero

Crecí en una época donde la ganadería ya no era el sector dominante en el mercado ni tampoco la forma existencial de vida de las familias, así que eso de tener una pequeña granja en casa, con animalitos de todo tipo, no llegó a sucederme nunca. Pero supongo que si hubiera tenido, o tuviera en un futuro a modo puramente recreativo, no me hubieran faltado las gallinas y se me hubieran puesto los ojos como platos al descubrir el increíble diseño de Matthew Hayward, el mismo que comparto con vosotros hoy aquí para todos aquellos qué sí tienen sus animales de granja y quieren ofrecerle una vida mejor.

Aunque bueno, este corral con estilo que os presento en la imagen es ideal para las gallinas, pero también para nosotros, pues su impacto estético es brutal. Hayward demuestra aquí que las gallinas urbanitas también han evolucionado y también pueden vivir en espacios más chics, adecuados a las nuevas tendencias decorativas del hogar. Y lo ha demostrado fabricando este curioso corral, al estilo de un mueble, que puede incorporarse sin dificultad en cualquier terraza, gracias a su diseño glamuroso. Un diseño que ha recibido el nombre de The Nogg, que es el nombre del viento, y está fabricado en cedro.

No hace falta decir que esta madera es ideal para cualquier tipo de construcción porque conserva propiedades antibacterianas y un fresco olor. Y por si alguien tuviera la duda al verlo de qué demonios tiene delante, el diseñador no ha perdido la oportunidad de darle forma de huevo a este corral: una indirecta muy sutil, que se hará todavía más directa cuando vea salir a una graciosa gallinita por la puerta principal, cual nave espacial que llega a otro planeta y despliega su pasarela de entrada y salida. El animal podrá entrar y salir como Pedro por su casa, esconderse en su intimidad bajo ese techo bien guarnecido y acceder al exterior cuando lo desee. Lo que ganamos nosotros es la perfecta integración de un gallinero en una casa moderna, sin llamar la atención y además mejorando la calidad de vida de nuestros animales de granja.

Sinceramente, yo lo veo un invento muy curioso y útil. Empezaba a cansarme de ver actualizaciones diarias en las camas y hogares de chuchos y felinos, olvidándose siempre de otros animales totalmente desatendidos. Si tuviera gallinas, esta noche ya dormían en sus casitas de cedro con forma de huevo.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...