Cuidar el jardín en otoño

Durante el otoño resulta también muy importante cuidar el jardín. Es una época del año en la que la humedad puede causar muchos problemas si no le prestamos la atención necesaria. Es por eso que en este post conoceremos algunos tips importantes para mantener el terreno en buen estado.

A pesar de que resulta muy común escuchar que durante el otoño no hay muchas cosas que se puedan hacer en el jardín, esto es algo que para nada es cierto, dado que durante dicha estación resulta importantísimo realizar una serie de tareas. Es por eso que a continuación señalaremos algunas actividades que no podemos dejar pasar por alto en este periodo del año.

Cuidar el jardín en otoño

Una de las primeras tareas es airear y escarificar el césped. Para el primero de los casos podemos utilizar una horca o un rodillo, así como también zapatos con pinchos que algunas marcas han lanzado al mercado. ¿Por qué resulta importante airear el césped? Por que el otoño es una época en la que la humedad pude hacer aparecer hongos, u otros tipos de males para el jardín, además, como durante el verano se suele utilizar mucho el terreno, es muy probable que se haya compactado el césped. Realizar esta tarea airea las raíces y drenan la humedad almacenada.

Por su parte, para escarificar el césped podemos utilizar una herramienta manual, eléctrico o de gasolina denominada escarificador. Debemos cortar el fieltro que forman las hierbas secas y las raíces en la superficie del césped.

Otra de as tareas que debemos realizar durante el otoño es la de recolectar las hojas secas, ya que éstas, además de darle un mal aspecto al jardín, causan problemas en los canalones de lluvia, entre otros espacios, transformando los rincones en hábitat ideales para enfermedades fúngicas. Para hacerlo podemos utilizar un rastrillo o un soplador de hojas, de acuerdo a las dimensiones del terreno.

Por otra parte, para evitar la humedad, las plagas, las enfermedades fúngicas, que como bien dijimos son muy comunes en este periodo del año, es importante que se realicen tratamientos de forma periódica. Será fundamental espaciar los riegos y eliminar los fertilizantes líquidos, ya que no es el mejor momento para continuar abonando las plantas con fertilizantes líquidos que puedan hacer crecer brotes tiernos vulnerables al frío.

Además, habrá que equilibrar la copa de los arbustos. Nos referimos a realizar una ligera poda en las ramas que sobresalen en plantas como magnolios, camelias, hortensias, jazmín de invierno, entre otras especies. Y ya que hablamos de plantas y flores, destacar que este es un buen momento para la plantación de rosales a raíz desnuda, bulbos y rizomas. En el caso particular de los bulbos, los meses más recomendados para hacerlo son octubre y noviembre. En este mismo aspecto, también resulta posible sembrar plantas anuales de flor con floración invernal.

Por último, las dos últimas tareas que tendremos que realizar son:

  • Eliminar las plantas anuales que hayan finalizado su ciclo, así como también las de temporada. Será necesario cortarlas a ras.
  • Plantar, transplantar y acolchar plantas perennes, cambiándolas de maceta si es necesario.

Fuente: Decoestilo
Foto: jardín por Jan Solo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...