El árbol del aguacate: un manjar en tu jardín

Los árboles frutales son siempre una buena elección para el jardín del hogar. Puedes aprovechar su sombra y el paisaje que recrean, pero también puedes comer sus frutos. Hoy te contamos por qué y cómo tener un aguacate.

aguacates

Cuando el jardín del que dispones en tu hogar es de considerables dimensiones, casi nunca hay problemas a la hora de elegir las plantas que quieres colocar en ellos. Sin embargo, cuando el espacio se reduce, debes optimizar el que tienes para hacerte con aquellos ejemplares que más te gustan o más útiles te resulten. El caso de los frutales es bastante ilustrativo ya que, además de poder beneficiarte de ellos por la sombra que te ofrecen y por el ambiente que recrean, puedes aprovecharte de los frutos que te den cada temporada. Y, cuando piensas en frutales ¿cuál es el primero que se te viene a la cabeza? Seguramente el aguacate no, pero es de él de quien queremos hablarte hoy.

El aguacate o palta es un árbol originario de América Central, México y Guatemala. Se trata de una planta de hoja perenne perteneciente a la familia de las lauráceas. Por si no andas demasiado bien en botánica, te adelanto que a la misma también pertenecen el laurel y la canela. Respecto a sus dimensiones suele alcanzar unos veinte metros de altura. Sus flores son pequeñas de color verde y sus frutos son en forma de drupas de idéntica tonalidad. Aunque con su forma se parecen a las peras, tienen generalmente la piel rugosa. Los aguacates como fruto contienen una semilla grande en el interior, aunque hay variedades que no la tienen.

Cómo plantar un aguacate en tu jardín

Como ocurre con muchas de las plantas y árboles que puedes tener o querer para tu jardín, para que el aguacate esté en su mejor momento hay que cuidar bien los aspectos relacionados con su plantación, con su riego y con su abono. Al mismo tiempo, hay que estar atentos a las enfermedades que pueden contagiarle e impedirle que alcance la floración o que logre sus frutos. Si quieres saber los cuidados que requeriría este árbol en tu jardín, debes tomar nota de lo que te contamos a continuación:

  • El árbol de aguacates necesita un clima cálido. Si en tu caso no lo tienes, o vives en zonas muy frías, solo puede cultivarse en un invernadero. Además, los árboles de este fruto con los que preparar un montón de platos, en muchos casos exóticos, deben ubicarse a pleno sol y resguardados del viento.
  • Para plantar un aguacate de forma directa, las semillas se deben de obtener de frutos frescos. Además, con esta planta ocurre algo muy particular y es que las semillas apenas resisten unas semanas desde que son fértiles hasta que acaban por estropearse. Por eso es conveniente sembrarlas antes de que pasen 20 o 25 días, pues pierde su capacidad de germinar después de un mes.
  • La germinación tendrá lugar al cabo de un mes, más o menos. Cuando aparezcan las primeras hojas se debe transplantar a una maceta más grande, teniendo cuidado con las raíces pues son un tanto delicadas y podrían romperse en el proceso, algo que no te conviene si quieres que se convierta en un árbol que termine por dar muchos frutos.
  • Quizás la pregunta del millón sea precisamente el tiempo que has de esperar desde que lo plantas hasta que consigues que de sus primeros frutos. La respuesta es que el árbol de aguacates puede tardar entre 3 y 10 años en dar fruto. El aguacate en el árbol tarda mucho en madurar porque el mismo árbol tiene un inhibidor que lo evita. El aguacate listo para recoger debe estar duro y tener un color verde oscuro. Una vez madurado, el aguacate no dura demasiado.

Curiosidades sobre los aguacates

  • Si quieres que el aguacate madure antes una vez recolectado, puedes envolverlo en papel de periódico. Este truco acelera su proceso de maduración y hará que esté antes listo para preparar con él muchas recetas.
  • El aguacate puede comerse crudo o cocinado.
  • Crudo resulta exquisito en ensaladas, acompañando a la lechuga y al tomate. También se utiliza en tostadas, untándolo en el pan, al estilo del pan tumaca.
  • Una receta estrella que debes probar si te gusta este fruto es servirlo por la mitad, relleno de gambas con salsa rosada.
  • También se puede comer el aguacate como postre. Bastará con espolvorear sobre trozos previamente cortados un poco de azúcar sin más.
  • Con el aguacate cocinado se elaboran diferentes sopas. No se pueden olvidar salsas como el guacamole.

¿Qué te parece todo lo que puedes hacer con aguacates en tu cocina? ¿Te animas a plantar un árbol de aguacates en tu jardín?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...