Frutos del bosque en tu jardín

Los frutos del bosque están de moda y son muy fáciles de cultivar en tu terraza o jardín. Hoy te damos algunos buenos consejos para hacerlo.

moras

Los frutos del bosque están de moda. Moras, fresas, grosellas, arándanos a pesar de su origen silvestre, pueden cultivarse perfectamente en macetas y jardines. Estos pequeños frutos son muy apreciados tanto por su valor ornamental como planta, como por sus propiedades como frutos. De hecho, es habitual encontrarlos a la venta en tiendas especializadas, en viveros, e incluso en los supermercados. Conseguirlos es cada vez más simple y por eso hoy queremos dedicar uno de nuestros artículos a ellos.

Todas estas especies son arbustivas, a excepción de la fresa, necesitan terrenos húmedos, temperaturas suaves, alejarlos de las heladas y de las temperaturas extremas. Para cultivarlos de forma correcta lo mejor es seguir las indicaciones de la naturaleza imitando sus condiciones de vida silvestre.

Consejos para su plantación y cuidado

  • Si los vas a conservar en macetas, es mejor que sean amplias y profundas para que su raíz se mantenga siempre húmeda
  • Mantén la tierra bien regada y alcolchada con paja o corteza de pino
  • Protégelos del sol directo, puedes hacerlo al abrigo de otras plantas
  • Las heladas y el viento son sus enemigos
  • Riégalos bastante durante la etapa de floración y formación del fruto, luego reduce los riegos para que los frutos endurezcan
  • Puedes abonarlos con abono para frutales
  • Sus frutos maduran desde el final de la primavera hasta el otoño
  • Se recolectan según la madurez del fruto, el tamaño y el color

Especies que mejor se adaptan al cultivo en jardín o maceta

  1. Fresas. Su nombre científico es Fragaria vesca y es el único fruto del bosque que no es un arbusto. Necesita una tierra rica en materia orgánica y riego abundante. Le gustan los lugares soleados, pero que no alcancen temperaturas extremas. Necesitan aportes de hierro y magnesio.
  2. Frambuesa roja. Esta planta tolera las temperaturas extremas, tanto altas como bajas. Necesita suelos húmedos, sueltos y drenados. Para empezar a dar frutos ncsita dos años. Los frutos recién recolectados son muy ricos y pueden usarse en batidos y postres. Su nombre científico es Rubus idaeus.
  3. Arándano. Su nombre científico es Vaccinum myrtillus .Es una especie que resiste muy bien el frío, pero odia los calores extremos. Protégelo del viento pues hace que sus frutos caigan antes de tiempo.Da frutos entre julio y septiembre y son dulces y de color azulado y se utilizan para preparar mermeladas, jaleas y licores.
  4. Mora o zarzamora. Es una planta de la familia de las rosáceas. Existe una variedad llamada «Black satín» que produce unos frutos grandes y la planta no tiene espinas. Los frutos se recolectan a finales del verano y se pueden comer crudos y en mermeladas. Es una planta trepadora y necesita un soporte para crecer.
  5. Grosella roja. Su nombre científico es Ribes rubrum y es un arbusto sin espinas de hoja caduca y puede alcanzar hasta dos metros de altura. Los frutos se presentan en pequeños racimos y son de un color rojo intenso. Esta planta no da frutos el primer año, tienes que esperar al segundo año para conseguirlos. Necesita suelos bien drenados, un lugar bien soleado y protección del viento.
  6. Grosella espinosa. Su nombre en latín es Ribes uva-crispa y es un arbusto de pequeño tamaño que tiene espinas que suelen ir en parejas o en trios. Su sabor no es muy dulce, por eso no es aconsejable consumirla en crudo. Con ella puedes preparar zumos, sorbetes, jaleas y mermeladas.
  7. Grosella negra. Su nombre científico es Ribes nigrum y es un arbusto sin espinas. La planta desprende un olor peculiar algo desagradable. La grosella negra como lo dice su nombre es de color negro y se consume cruda , en jaleas, zumos y mermeladas.

La variedad es grande, sólo tienes que escoger los que más te gusten y mejor se adapten a tu jardín. Plántalos pronto, pues ya sabes que algunos necesitan dos años para dar fruto. Y a partir de ellos, una vez estén listos en tu jardín, podrás no solamente disfrutarlos al natural, sino que también podrán servirte para hacer conservas de fruta, mermeladas, y batidos. En algunos casos en Vivir Hogar hemos hablado de recetas de cocina con frutas naturales recién cortadas que ganan en sabor. Creo que en cuanto tengas la plantación lista, será un buen momento para sacarles el máximo partido. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...