Halley, una luz cálida y elegante para las noches de tu jardín

El jardín, como cualquier otra estancia del hogar, requiere de una buena iluminación para tu actividad nocturna. Aprovéchate de las ventajas que ofrece Vibia con la luminaria Halley y crea un ambiente cálido y acogedor.

Esta luminaria, creación de Vibia, es práctica por la sencillez de su montaje y su posible adaptación a distintos espacios

En los jardines no todo son plantas y flores. Porque cuando cae la noche, la flora pasa a un segundo plano, el verdor de las hojas ya no es tan bonito, los muebles ya no son tan vistosos y nuestro precioso jardín, perfectamente cuidado y decorado, se convierte en un escenario tétrico. Por eso muchos de nosotros tenemos instalado algún tipo de iluminación para cuando el sol decide esconder sus rayos; normalmente esos típicos farolillos de pared o esos focos de luz incrustados en tierra. Pero suele ocurrir que esta luminaria a veces no es la más adecuada, y perdemos la oportunidad de recrear un ambiente acogedor, romántico, cálido y único. Durante el día todo esto pasará desapercibido; durante el invierno todo esto no supondrá ningún inconveniente; pero cuando lleguen esas calurosas noches de verano nos daremos cuenta de la necesidad de una buena iluminación.

Una iluminación como la que nos ofrece Halley, con dos espectaculares arcos en cuya curvatura emiten un haz de luz maravilloso. Es una creación de la firma catalana Vibia, que siempre nos consigue sorprender con sus productos. Tecnología, funcionalidad y belleza son las tres características que conforman esta lámpara LED con la que se consigue una difusión de luz perfecta, uniforme y cálida. Una luminaria muy práctica no solo porque permite ser adaptada a distintos espacios gracias a sus diferentes composiciones (suelo-suelo, suelo-pared, y suelo-pinza) sino además por la sencillez de su montaje, que consiste en unir con un simple click las tres piezas que conforman cada arco. Con ello se consigue una luz de ambiente, idónea para iluminar la mesa de tu jardín, o espacios más amplios si lo desearas.

Además de su practicidad y elegancia, Halley destaca por su diseño estético que está pensado para simular una escultura. Al estar iluminada la lámpara en su curvatura da la impresión de que el arco está dividido y a punto de despegar por su parte superior. Una iluminación agradable, sutil, que se puede adquirir con diferentes acabados (óxido, hormigón y lacados en blanco o plata) y con diferentes tamaños (desde el más pequeño, 12 cm, hasta el más alto, 81 cm), pudiendo integrarla en diferentes ambientes, pero siempre con la intención de disfrutar de tu jardín o terraza nocturnos, y lo que es más importante: sin sufrir esos molestos deslumbramientos que originan otro tipo de luminarias.

Llegados hasta aquí, es el momento de observar tu jardín y plantearte si la iluminación de la que dispone es la más adecuada para tus vivencias nocturnas.

Fuente y foto:  insmatcaldes.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...