Acabados para los suelos de cemento

El cemento pulido o las manchas de ácido son algunos de los acabados para darle a los suelos de cemento un resultado atractivo

suelo

Si hablamos de tendencias en arquitectura y aspecto contemporáneo en la decoración interior, se hace casi imprescindible mencionar el cemento como uno de los acabados principales. Pero no hay que imaginar los conocidos acabados de cemento rudo y áspero que ofrece un aspecto inacabado a las construcciones, en este caso, la referencia es el cemento pulido. Se trata de una superficie con una gran diversidad de acabados y colores diferentes que permite aportar estilo y sofisticación al suelo de cualquier ambiente.

El cemento pulido es una superficie lisa que da el aspecto de encerado. La gran ventaja de este sistema decorativo es que se puede aplicar el pulido a prácticamente cualquier tipo de cemento aumentando la intensidad y variedad en el resultado en función del color que se utilice. El alto brillo conseguido permite, además, aprovechar al máximo la luz natural que se refleja en la superficie pulida del cemento. El pulido se suele realizar mediante la aplicación de productos químicos, ceras y selladores que cierran el poro del material.

Las manchas de ácido que se pueden aplicar en el cemento como sistema decorativo, consiguen un resultado de aire orgánico que aporta vida y otorga a la superficie tratada una gran personalidad de aspecto único. Estos acabados se consiguen gracias al tratamiento del cemento con una disolución de ácido y agua mezclada con una serie de sales metálicas. La reacción química que se produce hace posible la aparición de una interesante variedad de colores que nunca se repite y, por tanto, ofrecen un aspecto único a la superficie que se trata.

Otra forma de acabar el cemento para que resulte decorativo es marcar la superficie cuando se encuentra en proceso de fraguado. Las marcas se distribuyen formando patrones y figuras geométricas y puede combinarse con diversos colores para obtener un resultado más llamativo. Este sistema de cemento estampado puede resultar con un aspecto similar a ladrillos y azulejos, así como imitar texturas como la de la madera. A pesar de su gran capacidad decorativa, este método se recomienda especialmente para patios y exteriores ya que, en interiores, puede resultar excesivo.

Gracias a la existencia de todos estos acabados, con especial atención al cemento pulido, este material de construcción se ha convertido también en una materia idónea para lucir superficies de calidad estética y funcionalidad máxima.

Imagen: Marius Aurenti
Vía: Instituto Mexicano del Cemento y del Concreto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...