Cómo elegir el soporte para el colchón del dormitorio

Para elegir el colchón de tu habitación, tienes la opción del somier, del canapé y de la base tapizada. El somier puede ser movible y es una gran opción para transpirar. El canapé es bueno porque permite ahorrar espacio en casas pequeñas. Finalmente, la base tapizada es elegante y más sólida

Soporte colchón dormitorio

El descanso es fundamental en la vida de una persona. Eso no solamente consiste en esforzarse por dormir suficiente, sino hacerlo en un buen lugar. En primer lugar, tener un buen colchón es importante para conseguir un buen descanso y un sueño reparador.

Eso sí, no solamente importa el colchón, ya que también importa el soporte en el cual esté apoyado. Colocarlo sobre el suelo no es una opción porque se desgasta antes y también es más propenso a coger humedad y bacterias. De este modo, deberías elegir un buen soporte para el colchón, algo que aprenderás a hacer en el día de hoy.

Trucos para elegir el soporte para el colchón de la habitación

En primer lugar, hay que conocer los tipos de soportes que hay. Los más populares son el somier, el canapé y la base tapizada. Todos ellos tienen sus ventajas e inconvenientes que deben ser analizados en profundidad.

En primer lugar, está el somier, que sigue siendo la opción más común. El somier puede ser de láminas o articulado. El de láminas es el soporte de toda la vida, es decir, una estructura de metal y láminas de madera que lo soportan. Su mayor ventaja es que permite ventilar bien el colchón, buena opción si es de látex o de espuma.

En cuanto al somier articulado, es una variante que se fragmenta en partes movibles, similar a las camas de hospital. Es una buena opción para personas que necesitar dormir con una ligera inclinación por temas respiratorios o que tienen problemas de movilidad.

Después se pasa al canapé, el cual es una estructura con espacio de almacenamiento. Existe una tabla como base y luego un lugar para guardar cosas. Es realmente útil en casas pequeñas donde no hay espacio.

Finalmente, está la opción de la base tapizada, la cual es sólida y está recubierta de tela. Funciona bien con colchones transpirables como los de muelles o espuma de baja densidad. Es la opción más elegante por su recubrimiento y acabados, además de ser mejor para personas con problemas de espalda.

Ahora que ya conoces todos los tipos, es difícil decidir cual es la mejor opción. En realidad, no hay una respuesta fija, ya que cada persona necesitará una opción.

Si tienes colchones poco transpirables y buscas flexibilidad, lo mejor es optar por un somier. En cambio, si necesitas un soporte más firme por problemas de espalda y buscas estética, una base tapizada es mejor opción. Por otro lado, si tu casa es pequeña, sin duda, el canapé será la mejor opción por tema de espacio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...