El diseño de cartón sigue evolucionando

Los extrovertidos que busquen destacar en casa y los defensores acérrimos del reciclaje pueden encontrar en esta silla de Dan Goldsein un objeto digno de incorporar en el hogar.

Silla cartón

Desde luego no es un producto pensado para los más chics en el mundo de la decoración, porque este diseño que os traigo hoy si brilla por algo es por su vulgaridad. Ni es bonito, ni es vistoso ni es fácil de compaginar. Pero en cambio tiene otras cualidades que, para algunos, pueden resultar atractivas: su componente original -como siempre-, su funcionalidad y su gran salto evolutivo en este arte del interiorismo. Ya son muchos los diseñadores que se han subido al carro para elaborar objetos de diseño a base de cartón, la mayoría fracasaron en el intento y otros con el resultado final. Pero Dan Goldsein parece haber recogido la suerte que no tuvieron sus compañeros y lo ha hecho con esta llamativa silla llamada Re-ply.

Observemos la imagen con atención para darnos cuenta de que, a pesar de la primera impresión, el asiento no está elaborado con el típico cartón que podamos encontrar en un cubo de basura. En realidad, detrás de todo eso existe un ingenioso proceso industrial que une varias láminas de cartón para convertirlo en un material mucho más resistente y moldeable. Lo que no ha podido ser sustituido por cartón han sido las patas, dado que soportar el peso de una persona requiere de un material mucho más fuerte y por eso en este diseño se han unido cartón y aluminio. Dan Goldsein nos regala así una muestra ejemplar de reciclaje.

Lo que puede convencernos a la hora de adquirir un producto así es su funcionalidad, dado que su estética difícilmente enamora. Y en esta línea, Re-ply nos ofrece un comodísimo asiento según asegura su creador -aunque habrá que sentarse en él para comprobarlo- y también un respaldo regulable y reclinable hacia atrás, gracias a que la silla oscila sobre el eje central o punto de apoyo. Con esto conseguimos que esta silla que en principio parece tan inestable acabe por sorprendernos, y si a pesar de todo su estética no acaba de cuajarnos del todo, siempre podremos recurrir a esas maravillosas fundas para sillones. Por el momento como era de esperar este producto no se comercializa, pero si alguien está interesado en su compra puede adquirir una de las primeras unidades que se fabriquen por algo más de 125 euros en la página web de Kickstarter.

Fuente y foto: Kick Starter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...