Escaleras de mano para decorar

Una opción distinta para decorar cualquier espacio es utilizar una escalera de mano apoyada contra la pared y servirte de sus peldaños para colgar todo tipo de objetos. Ganarás espacio y ganarás estilo.

Ahora puedes utilizar alguna escalera de mano bonita como perchero para colocar todos tus efectos personales, como collares, pañuelos y pulseras.

Cada invento se crea con una función, pero es increíble ver como con el paso del tiempo acaba siendo utilizado de la manera más impensable, especialmente en decoración, porque a la hora de decorar un espacio todo vale, cualquier idea por macabra que sea aporta su granito de arena y si no encaja en un estilo industrial, vintage o futurista, pues se crea un nuevo estilo especialmente solo para él. Así encontramos el ejemplo de las escaleras de mano, creadas exclusivamente para facilitarnos el alcance de los lugares más altos a los que no nos permiten llegar nuestras piernas, y en cambio este elemento se ha introducido en interiorismo como un objeto decorativo más: como un jarrón, un cuadro o una escultura.

Ahora podemos ver en algunas casas que este tipo de escaleras se colocan apoyadas en la pared para servirse de ellas como una especie de estantería. Para embellecer la idea, muchos recurren a pintar la escalera o decorarla en función del estilo que domine en la habitación, o directamente compran una escalera acorde a sus necesidades, si no desean estar luego currándose los detalles. Pero sea como sea, la escalera transforma su función y ahora nos cede sus escalones y peldaños para colgar todo tipo de cosas, vengan a ser collares, pulseras o ropa, pues también es un perfecto complemento como perchero de habitación.

Es un elemento bonito, que no nos quita demasiado espacio, y que nos permite alojar muchas de nuestras pertenencias a lo largo de su esqueleto, como mejor nos parezca. Perfecto para interiores, pero también como podemos observar en la fotografía de Rachel Whiting puede convertirse en un elemento decorativo exterior. Además, si queremos seguir en la misma línea de ingenio y creatividad, podemos recurrir a un efecto visual muy llamativo, que consiste en integrar la escalera de mano y la pared donde está apoyada como si se tratasen de un mismo elemento, y la una fuera parte de la otra. Así, en el ejemplo de la otro fotografía, observamos que la escalera actúa de tronco de un árbol y en la pared, en torno a la misma, se ha dibujado la silueta y el contorno de las ramas y hojas para dar la sensación de que juntos forman ese elemento. Una idea original, aunque yo hubiera apostado por una escalera de color marrón para acentuar el realismo.

Posibilidades hay miles y, como vemos, detrás de una innovación, siempre hay otro ingenio que puede hacerlo todo mucho más original.

Fotos: Rachel Whiting y Easy Living

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...