Esto no son libros, ¡son Booknitures!

Un diseño espectacular que no es lo que parece, con una gran variedad de usos y una resistencia cien veces mayor a su propio peso. ¿Qué será?

bookniture

Más de uno se va a enamorar de este original diseño. Cuando uno ve la primera imagen puede pensar que vamos a hablar de una colección de estanterías monas, pero no… en realidad todo el protagonismo se lo llevan esos dos libros altos que vemos en el centro de la foto. Bueno, libros… Eso es lo que parecen, libros. Pero no lo son, ¡esconden mucho más! Os presento a Booknitures, ¡un mueble multiusos disfrazado con forma de libro! Ajá, así que no eran libros, eran muebles. ¡Si seguimos leyendo entenderemos cómo es posible esta transformación asombrosa!

En realidad es bastante simple pero sorprende con toda su simpleza. Cada uno de esos libros que veíamos antes en realidad puede desplegarse a modo de abanico 360 grados para dar lugar a un mueble. La solidez de la base permite emplearlo a modo de mesa auxiliar, con múltiples posibilidades, bien para colocar el portátil cerca de nosotros, para apoyar una lámpara de mesa, para reposar los pies mientras descansamos en el sofá o puede que queramos emplearla como mesita de noche para colocar nuestros enseres personales. ¡Vosotros decidís su uso! No sé si me atrevería a decir que Booknitures sirve también de asiento porque igual es demasiado peso, pero sin duda tiene una base sólida sobre la que colocar una gran variedad de objetos.

Lo que sorprende, además de su ligera transformación, es la facilidad de transporte. Cualquiera puede coger su aparente libro de casa y salir a la calle con un aparente libro bajo el brazo y, en el momento más inesperado, desplegarlo y convertirlo en una mesa auxiliar. De verdad que sorprende, ¡y no tiene nada de complicado! Ya sabéis que el espacio es muy valioso siempre y creaciones como ésta nos pueden hacer la vida mucho más cómoda y simple, facilitándonos la organización en el hogar y ofreciéndonos confort en determinados momentos. Booknitures presenta una gran utilidad a cambio de muy poco espacio, y eso es algo que se agradece.

Esta extraordinaria idea nació en Hong Kong, donde precisamente el espacio no es algo que sobre. A alguien se le ocurrió crear mesas y sillas de cartón que pudieran plegarse al acabar y guardarse fácilmente como un libro. Y que fuera bonito de guardar, claro. Y así nació Booknitures, con una alta resistencia a la humedad y también una base muy sólida capaz de soportar más de 100 veces su peso. ¡Seguramente entonces también puedan servirnos de asiento! Ya os dije que os sorprendería.

Foto: bookniture.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...