The Autonomists, muebles con vida propia

Magenta Studio ha dado a conocer su colección The Autonomists, un conjunto de muebles funcionales que persiguen la independencia y la autonomía a través de diseños curiosos y atrevidos.

La colección se llama The Autonomists y persigue el ideal de autonomía en cada uno de sus diseños.

La vida en sí misma representa el mayor valor de todas las cosas, y a través de ella, el ser humano alcanza su capacidad de elección, de libertad, de independencia y autonomía para dar cada paso con iniciativa propia. Y a lo largo de la historia ha habido muchos intentos de conceder todas estas capacidades humanas a seres inertes, especialmente a través de la literatura y el cine gracias a esa figura literaria llamada personificación o a esos increíbles efectos especiales, pero en ninguno de esos casos habíamos podido materializar ese deseo. Ahora, por primera vez, Magenta Studio ha dado un paso en esta dirección y ha tratado de dar vida a sus muebles, de ofrecerles independencia y otorgarles autonomía. ¿Lo ha conseguido? Veámoslo.

Entre sus diferentes propuestas artísticas, encontramos esta colección de muebles y complementos muy curiosos capaces de amoldar su forma en función de la superficie sobre la que los coloquemos. La colección se llama The Autonomists y encontramos, entre otros, ese magnífico flexo que parece casi un explorador espacial, capaz de adecuarse a todo tipo de superficies, lisas o inclinadas, con poca o mucha pendiente, a través de ese sistema de engranaje y la rueda que presenta en la base. Un objeto que encuentra también su libertad en la capacidad de movimiento y desplazamiento, dado que puede ser desplegado hasta un punto inimaginable, ofreciendo su luz  en cualquier parte de la habitación donde se encuentre.

La búsqueda de autonomía también le ha llevado a esta diseñadora a crear esa estantería que aparece en la imagen con forma de escalera y que produce hasta vértigo de pensar en el equilibrio que mantiene. El mueble representa su capacidad de desenvolverse en el espacio, extendiendo sus miembros como si se tratasen de brazos y dando lugar incluso a diferentes posiciones. Además, estéticamente nos ofrece un paisaje geométrico a través de esos cubos que actúan de estanterías y únicamente tienen cerrados dos de sus caras, la base -lógicamente, para poder colocar objetos- y después un lateral, por si quisiéramos poner libros y apoyarlos de lado, o cualquier otro elemento.

Estos son algunos de los diseños que ha creado Magenta Studio. Sus orígenes se sitúan en 1992 en una tienda de Galería en Jerusalén donde se exponían variedad de obras de arte de artistas y diseñadores y pronto se convirtió en un estudio de diseño para producir sus propias piezas artísticas. La tienda cerró dos años después, pero el estudio continuó detrás del telón y ahora vive sus primeros momentos de prosperidad. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.
Fuente y foto: design-milk.com
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...