Una cuna con función de cama ¡y también de sofá!

Ahorra con los muebles de la habitación de tu bebé, comprando muebles convertibles como esta cuna de diseño alemán, que podemos tranformar fácilmente en cama e incluso también en sofá complementario para cuando el bebé crezca.

Cuna convertible

La llegada de un bebé a la familia es una noticia para celebrar, pero cuando empezamos a pensar en diseñar la habitación del pequeño y nos decidimos a comprarle los muebles con los que la equiparemos, siempre nos asalta la misma duda: ¿Cuna? Hoy en día, hay tanta variedad que es difícil decantarse por algún mueble en concreto para el bebé, porque todos son bonitos. Sin embargo, debemos buscar la practicidad de los diseños, pensando siempre en nuestro bolsillo y por supuesto en la seguridad del bebé. Por eso debemos renunciar en la medida de lo posible a la cuna tradicional, dado que es un mueble que usaremos durante un corto periodo de tiempo y no compensa para nada hacer una inversión en ella; ni aunque pensemos tener un segundo bebé, porque en este caso posiblemente no tengamos espacio en casa para guardar un trasto semejante hasta que volvamos a ampliar la familia, quien sabe si tres años después.

Si os paseáis por grandes tiendas de muebles seguramente encontraréis muchas soluciones mejores que la cuna, pero yo os voy a hablar de Kinderbett, un diseño alemán con el que podremos tener cuna, sofá y cama en el mismo mueble. Una vez más, los muebles convertibles logran sorprendernos y mostrarnos su mejor faceta. Con un mueble de este tipo, conseguiremos un ahorro importante y podrá permanecer en nuestro hogar durante mucho más tiempo, ya que podrá acompañar al bebé durante sus primeras noches de vida en forma de cuna, y cuando crezca podrá seguir descansando en el mismo mueble ahora transformado en una cama infantil. Y cuando haya crecido tanto que no quepa en las dimensiones de la cama, siempre podremos transformar la cama en sofá y darle una tercera oportunidad de uso. Forrando el colchón con la tela adecuada y colocando bastantes cojines puede ser ideal para colocar en el salón como sofá complementario.

Cuna-cama

A nivel estético, observamos que la estructura del mueble es de madera, con un toque de color blanco en los laterales (que observaremos en sus funciones de cuna y sofá) y el asiento es bastante bajo, pero igual de cómodo que cualquier otro. Con el tiempo, es posible que prefiramos renovar los muebles por otros más ajustados a nuestra decoración y nuestro gusto personal, pero sin duda este 3 en 1 es una alternativa muy atractiva para todos esos papás que esperan un hijo y no tienen mucho dinero para derrochar en muebles cada poco tiempo. Con este mueble convertible, ya no tendréis que tirar vuestras cunas y ver cómo el dinero acaba en la basura. Ahora, la cuna os acompañará en casa de forma secreta durante toda la vida, si así lo deseáis.

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...