¡Una mesa con columpios para reuniones!

Impactante el resultado final de esta mesa de reuniones, disponible para 8 o 12 personas, en diferentes acabados, y con la genialidad de sus sillas-columpio.

mesa

Cuánto derroche de imaginación para llegar a un diseño así. Esto que parece sacado de una película de ficción es una creatividad de Duffy London. Se trata de una mesa redonda convencional, de dimensiones grandes, sostenida por una plataforma de cuatro patas. La originalidad reside en los asientos que acompañan la mesa y que en esta ocasión están integrados en el diseño de la misma. Concretamente son columpios: asientos móviles que penden de sus respectivas cuerdas y que están situados alrededor de toda la mesa. El usuario puede acomodarse en la silla y sentir la libertad de movimiento, contra esa sensación estática que ofrece un asiento común, y hacer uso de la mesa con completa comodidad.

No hace falta mucho esfuerzo para encontrar la gran comparativa de esta mesa con un tiovivo o noria circular. La mesa es completamente innovadora. Un diseño quizá más propio y útil para una oficina o empresa que para una casa particular, pero merecía la pena destacarla como una idea sugerente. Los asientos no permiten realizar el mismo movimiento hacia delante y hacia atrás que los de un columpio habitual, pero sí que podemos aprovecharnos de su gran flexibilidad a la hora de situarnos encima y movernos de lado a lado.

Los inconvenientes están ahí. En primer lugar el gran espacio que ocupa la mesa, dada la estructura increíble que le acompaña para sostener la superficie redonda en alto y al mismo tiempo las sillas columpio. Cabe decir a favor del diseño que de esta forma se permite al usuario disfrutar de todo el espacio inferior de la mesa, algo que se agradece mucho para posicionar las piernas o para limpiar el suelo, sin estorbos de patas centrales ni nada por el estilo. La otra pequeña contra que presenta esta genialidad es que los asientos están fijados a la estructura de la mesa, lo que supone que no pueden ser desplazados, ni podemos contar con ellos como asientos adicionales en otras estancias. En contraposición, podemos destacar que el hecho de que se sostengan en alto, también ofrece más espacio al lugar, mayor comodidad de limpieza y, en caso necesario, siempre podemos situar los asientos encima de la mesa. Además, estos asientos son personalizables en cuanto a color.

Nos faltaría probarla personalmente para descubrir lo cómodo o incómodo que resulta estar sentado en cada uno de esos columpios. Si la mesa se destina a comidas, a actividades lúdicas o momentos breves de estancia puede ser ideal; pero en caso de reuniones prolongadas… puede suponer un peligro para nuestra espalda.

Pese a todo, un aplauso a la genialidad.

Foto: duffylondon.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...