Cómo elegir el mejor suelo para cada habitación

Dentro de las numerosas opciones para elegir el suelo, puedes escoger entre madera natural, laminado, vinilo, piedra natural o suelo cerámico. Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes, así que elige sabiamente con estos consejos

Elegir mejor suelo habitación

Aunque a veces no se le de la importancia que se merece, el suelo es una parte muy importante de una casa. Es un elemento decorativo importantísimo y marca la diferencia en temas de comodidad y aislamiento.

Si tienes un suelo inadecuado para tu hogar, quizá sea hora de cambiarlo. Para que puedas elegir el mejor, vas a ver una pequeña guía sobre como escoger el mejor suelo para cada estancia.

Cómo elegir el suelo para cada habitación

En primer lugar, hay que conocer los diferentes tipos de suelo. Tienes suelos de cerámica, de piedra natural, laminados, de madera natural y vinílicos como los más destacados. Cada uno es perfecto para diferentes habitaciones y diferentes ocasiones.

El suelo cerámico tiene grandes ventajas para instalar en estancias como el baño o la cocina. Es resistente a la humedad y a los golpes, dura mucho, queda bastante bien y no necesita apenas mantenimiento. Eso sí, es algo caro y es algo frío en invierno, así que es mejor no usarlo en los dormitorios o en la sala de estar.

Para los exteriores, la mejor opción es el suelo de piedra natural. Es elegante y sofisticado, aunque hay que cuidarlo y es caro. Si tienes dinero, también lo puedes instalar en el salón para darle un toque señorial.

Si la piedra natural te parece demasiado cara, opta por un suelo laminado. Es fácil de instalar y resiste bastante, además de ser más económico. Por este motivo, se puede instalar prácticamente en toda la casa a excepción de los baños y la cocina por la humedad.

La madera natural es el parqué de toda la vida. Puedes elegir un suelo macizo o una tarima flotante, siendo la primera opción más cara. Es un suelo muy cálido y limpio, aunque requiere de un acuchillado de vez en cuando si quieres que luzca como siempre. Es perfecto para las habitaciones y el salón y lo puedes instalar en toda la casa menos en el baño y la cocina.

Si vives de alquiler y no puedes hacer reformas, te queda la opción del suelo vinílico. Se instala sobre el suelo existente, funcionando como una pegatina y a un precio realmente económico. Su función es meramente estética, imitando otros elementos como la madera, el azulejo o la piedra natural.

Eso sí, al ser una pegatina, el suelo de vinilo no resistirá bien el paso del tiempo ni la humedad. Se pueden usar como elementos decorativos en el pasillo, el salón o el dormitorio, pero aléjalos de la cocina.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...