7 trucos para educar a tu perro y 7 errores a evitar en el Día mundial del Perro

Hay varios consejos para educar en el Día Mundial del Perro, como por ejemplo basarse en una educación positiva, ser constante con las lecciones, establecer reglas de palabras claras y no cambiar. Además, no deben cometerse algunos errores, como ser agresivo con el mismo, entrenar en un lugar con distracciones y ser demasiado impaciente

Trucos educar perro

El 21 de julio celebramos el Día Mundial del Perro. Si quieres al tuyo, seguro que estás encantado con su compañía y quieres lo mejor para él. Darle la mejor comida, ser cariñoso con él y también educarlo correctamente y darle buenos modales. Eso permitirá tener una vida mejor con él, enseñándole a comportarse en casa, a no morder a otros perros, a ladrar más bajito o dónde debe hacer sus necesidades.

Si quieres educar a tu perro, es el mejor momento de hacerlo, incluso si es adulto. Para celebrar el Día Mundial del Perro, te vamos a dar 7 trucos para educarlo, además de enseñarte los errores que no debes cometer cuando lo eduques. Eso sí, recuerda que cada mascota es única y que algunos consejos pueden variar ligeramente, aunque la mayoría son una buena base para empezar.

Trucos para educar a tu perro

Para educar a tu perro, deberías hacerlo desde que es cachorro, ya que es mucho más fácil de hacer que siendo adulto (aunque es posible). Por lo general, se educa con un sistema de recompensa, con refuerzos positivos, reglas claras y aprender modales. Todo eso ayudará a que el perro tenga una mejor educación en el futuro.

Para hacerlo, te vamos a contar 7 trucos para educar a tu perro, explicados paso a paso en sus diferentes secciones.

Refuerzo positivo

El primer consejo de todos es educar a tu perro de una forma positiva. Eso significa premiar las buenas conductas con algo positivo, como un premio, un elogio y una caricia. Este método funciona mejor que el de los castigos, aprendiendo más rápido y sin hacer ningún tipo de daño al animal.

Más diversión

Los perros empatizan mucho con los seres humanos, así que deberías divertirte. Si sigues una educación divertida y te lo pasas bien, él también estará interesado en esta conducta.

Haz que haga ejercicio

Antes de la sesión, el perro podría estar demasiado nervioso. Para evitarlo, haz que haga algo de ejercicio antes de hacer la sesión educativa. De este modo, llegará mucho más tranquilo y estará más atento a todo lo que le enseñes.

Educa en sesiones cortas, pero con constancia

El perro también necesita descansar, así que utiliza sesiones cortas para conseguir que preste más atención y no se aburra. Eso sí, deben ser sesiones habituales para que las aprenda, es decir, que deben hacerse de manera constante.

Asocia comandos de voz

Por norma general, el perro asocia mejor las órdenes con los comandos de voz y no solamente con los gestos. Por ello se utilizan los habituales “sit” o “plas”, los cuales se asociarán a diversas conductas. No solo se puede hacer para que esté quieto o se siente, sino también para hacer sus necesidades.

Órdenes simples

Al perro se le puede educar en muchas cosas e incluso hacer que haga trucos, pero debes empezar por lo simple. Comienza por las órdenes típicas de sentarse o tumbarse y ya luego pasa a algo más complejo. De este modo, irá aprendiendo poco a poco y tú te irás motivando viendo cómo aprende.

Siempre usa el mismo comando

Los perros funcionan mucho mejor cuando solamente usas una palabra. Ellos no entienden de sinónimos, así que, si has utilizado la palabra “sit” para sentarse, no le digas “siéntate”, ya que no lo entenderá y podría confundirse.

Errores a evitar para educar al perro

Después de conocer todos los trucos para educar a tu perro, ahora deberías conocer los errores comunes. La mayoría de ellos tienen que ver con hacer lo contrario a los consejos, es decir, convertir la sesión en algo aburrido o basarse más en el castigo que en la recompensa.

Además, hay otros errores comunes que deberías evitar. Por ejemplo, enséñale no solamente trucos chulos, sino también modales. Por otro lado, busca un lugar tranquilo para hacer las sesiones, evitando así las posibles distracciones que el animal pudiera tener.

Otra cosa a tener en cuenta es que aprender lleva su tiempo. Por ello, debes ser una persona paciente y realizar varias sesiones hasta que aprenda. Cada perro es distinto y cada uno necesita su periodo de aprendizaje, así que debes ser paciente con el tuyo. Lo que sirvió para unos, no tiene por qué servir para otros. Por ejemplo, los perros adultos pueden ser educados, pero seguramente te lleve más tiempo y esfuerzo que con un cachorro, así que debes tenerlo en cuenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...